Conocí a Lloyd Wellington en el Hotel Mare Mares, donde lo iba a escuchar asiduamente con su trío de jazz, el último que tuvo, formado por los hermanos Guzmán, Eduardo al bajo eléctrico y Pedro al piano, el trío tenía un contrato de 5 días a la semana en el "Whisky Bar" ubicado en el lobby del hotel, uno de mis lugares favoritos de la ciudad, cualquier noche podías ir a escuchar un trío de jazz tocar su repertorio hecho de todo el cancionero de los "Fake Books", Standards de Cole Porter, Jerome Kern, Miles Davis, entre otros... Para alguien que estudiaba piano y aspiraba a tocar jazz, este era el lugar para ir. Una noche fui a escucharlos y Pedro me invitó a tocar una pieza, recuerdo que tocamos 'Beautiful Love' y Lloyd me pidió que contará la entrada. Me quedé atrapado contando, sin querer, doble el tiempo, cuando terminé la pieza, le di la mano, él sonrió y dijo: ¿a dónde vas? Siéntate, vamos a tocar y terminé tocando todo el set. Muchas veces volví a tocar con Lloyd, era mi músico favorito, siempre que me llamaba para hacer sustituciones de Pedro, yo estaba feliz, y preparaba un repertorio tratando de sorprenderlo con algo que no le había escuchado tocar, con el había que sonar bien y verse bien, Lloyd siempre vestía de traje flux y zapatos de cuero, muy elegante, de la misma manera era su trato a las personas y su forma de tocar.

En 2011 estaba grabando un proyecto como cantautor, ya tenía listas varias canciones, un disco producido junto a Max Martínez y José Angel Regnault con influencias de RnB, Soul, Pop y al que se sumaron muchos amigos, ya tenía el álbum casi terminado, y el tema principal era "Simple", una canción que escribí desde la guitarra, con una onda folk pero groovy, buscando un sonido a la Clapton en el álbum Reptile o Sunrise de Norah Jones. Después de haber grabado la canción con un Cajón Peruano, pensamos que sonaría mejor si lo acompañábamos con escobillas y quién mejor que Lloyd para eso.

Las imágenes y el video son el registro del 23 de mayo de 2011, día en que programamos una sesión de grabación con Lloyd en Altos Estudios, para grabar la batería de la canción "Simple" ahora con escobillas. En el estudio trabajamos con click, ya estaba todo grabado y había que tocar sobre la grabación previa, armamos la sesión y le pedimos que usara los auriculares, pero aunque es cierto que Lloyd tenía mucha experiencia en el escenario, también es cierto que tenía muy poca en estudios de grabación y especialmente tocar siguiendo un pulso fijo electrónico, no funcionaba, tocaba hacia adelante, tocaba hacia atrás, como solía hacer con su trío, pero aquí tenía que estar tocando con el metrónomo como director y simplemente no estaba cómodo y la grabación sonaba fuera de tiempo, de un tiro se sacó los auriculares y nos preguntó qué era ese sonido allí, que si lo podíamos quitar, se refería al clic. Ahí entendimos que así no iba a funcionar, lo intentamos sin clic, yo saqué la guitarra y toqué con él un rato, tratando de que se relajara pero no pudimos capturarlo para el disco y lo lamento mucho, porque me encantaría tener una canción grabada con mi querido amigo Lloyd tocando la batería, mientras escribo estas líneas me doy cuenta cuánto extraño hablar con él, verlo tocar la batería, haciendo maravillas con las escobillas y reír cuando en medio de una canción le daba un codazo al platillo como si fuera una travesura.