Desde que llegué a Dublín ha sido una tarea de desapego con todo lo que era y todo lo que tenía, pero en el camino sigo encontrando huellas que me guían hacia un viaje del que no se cual sera el final, pero que sabia que debía hacer.

Si escucho una de mis canciones favoritas en un lugar público, o alguien me ayuda en la calle, o encuentro en una tienda de objetos usados algo único, que servirá para volver a armar un espacio como el que había armado en Chile, pienso "gracias por esta señal". Porque aunque sea insignificante, si me trae un poco de confort en tierras lejanas, es un momento para agradecer.

Esta pareja de abuelitos irlandeses se acercaron al verme con la cámara, y accedieron al preguntarles si querían una foto. Tan coloridos, como sus sonrisas en un dia frio.

Hoy me dedico 100% a esto, a ser artista, hoy no solo es mi pasión o hobbie, si no también mi trabajo.

Si quieres apoyar el contenido que hago, ¡me encanta la pizza! (guiño guiño)

Gracias por leer, y espero que encuentres un lugar seguro e inspirador en lo que hago, porque va con mucho amor.