Cuando en algunas ocasiones hay hasta tiempo de detenerse a pensar y esperar que todo pase en contraste de tener un momento de colapso y otro momento de tranquilidad.