Iván sonrió, - tienes razón, no te verías tan linda, no es que no seas linda, pero te vez mucho más linda - opinó Iván sonrojado por completo.

Isa se sonrojo también, - es tú primer cumpleaños conmigo, para mí es muy especial -

- tienes razón, es en verdad especial - afirmo Iván apenado. Ambos se veían a los ojos, Iván tomó valor, era el momento perfecto, abrió la boca y el mesero llegó con dos copas con un preparado en color fiusha.

- cortesía de la casa - explicó el mesero acomodando las bebidas en la mesa. Ambos agradecieron y tomaron un sorbo de la misma.

- ¿puedo tomar su orden? - preguntó el mesero que no se había ido de su lugar. Isa pidió primero, después Iván, su valor se había esfumado, esperaba volver a envalentonarse pronto, el mesero escribió la orden y se retiró dejándolos solos de nuevo.

Gabriel había ido al sanitario, salió y se sentó en la barra, reviso el menú de bebidas y pidió unas para Iván e Isa, las entregarán como cortesía pero él las pagaría, bebía la suya observándolos desde su asiento, esperaba que Iván tomara valor para declarársele a Isa, les había dado la oportunidad perfecta. Los veía reír y platicar muy ameno, se sentía algo excluido y cuando vio la comida ir a la mesa decidió volver a su lugar, no podía hacer más por Iván.

Iván intentaba tomar valor para declarársele a Isa, pero no quería quedarse callado, así que comenzó a contarle anécdotas graciosas de cuando ellos eran niños, ambos reían, se sintió de nuevo en confianza, pensaba decirlo y llegó el mesero con sus platillos. Iván e Isa veían como el mesero acomodaba los cubiertos, los platos, sus bebidas y les daba algunos consejos sobre la comida y preguntaba si necesitaban algo más, ambos negaron y el mesero se retiró.

Iván sentía que debía decirle ahora, pero Gabriel llegó y le tocó el hombro asustándolo.

- ¿pensaban comenzar sin mí? - cuestionó Gabriel sonriendo.

- no, te estamos esperando - contesto Isa alegre.

- sí, no podría empezar sin ti - reitero Iván sonriendo nervioso.

Gabriel tomó asiento, empezaron a comer y hablaban sobre la comida, la vista y el servicio que era muy rápido, Iván se cohibido con su amigo a un lado y disfrutó la comida. Terminando de comer estuvieron un momento platicando entre los tres, después decidieron ir a caminar a un parque cercano, ahí Gabriel invitó los helados, caminaban tranquilamente disfrutándolos. Los tres se sentaron en una banca a terminar sus helados, Gabriel se ensucio una pierna con el mismo, se levantó a buscar agua o un baño donde limpiarse en lo que Iván e Isa terminaban sus conos. Isa disfrutaba mucho ese día, pensó que así debían ser los cumpleaños, especiales y con la gente que quieres cerca, cuando una lágrima escapó de sus ojos, Iván la veía atento cuando está rodó por su rostro.

- ¿estás bien? - preguntó Iván preocupado.

- sí, estoy muy bien - contesto Isa sonriendo y limpiando su rostro discretamente.

- ¿segura? - rectificó Iván.

- me alegro de estar aquí contigo - declaró Isa terminando su cono.

- a mí también - afirmo Iván sonriendo.

- ¿hoy vendrás más temprano a casa? - cuestionó Isa curiosa.

- no lo tenía pensado, ¿quieres hacer algo en especial? - interrogó Iván curioso y terminando su cono.

- me gustaría ir al cine de nuevo, pero debe ser temprano, Gabriel trabaja y tú no debes desvelarte - expresó Isa sonriendo.

- entonces iré en cuanto salga del trabajo - anunció Iván sonriendo.

- eres tan lindo - manifestó Isa abrazando el brazo de Iván.

- solo por ti - aclaró Iván con voz agitada.

Isa soltó su abrazo, él sonaba diferente y no entendía por qué, Iván estaba rojo de la cara pero se notaba nervioso, ya lo había visto así en el restaurante pero no entendía la razón. Iván cerro los ojos para concentrarse, los abrió y la veía seriamente, estaba a punto de decirle cuando Gabriel llegó corriendo con unas botellas de agua para ellos. Iván vio a Gabriel con cierto enfado, bebió el agua de su botella, Gabriel le recordó la hora, así que caminaron de vuelta al edificio de Iván, se despidieron frente a la puerta de él.

Iván entró, Isa y Gabriel dejaron de verlo y caminaron rumbo a la parada, pero fueron a recoger los bocadillos, el pastel, debían volver pronto a casa, las mesas y sillas llegarían a casa en unos minutos más. Llegaron justo cuando el de la renta planeaba irse, acomodaron el lugar, habían escondido cosas con Doña Paula, que también había sido invitada y comenzaron a decorar con globos, serpentinas y banderines. Isa se cambió los zapatos, no aguantaba los pies, Gabriel se cambió la ropa, su pantalón había quedado muy manchado, Isa programó música en la computadora y ambos se sentaron a esperar a los invitados.

Iván saldría un poco más tarde del trabajo, su jefe decidió encargarle unos asuntos urgentes a última hora, veía como sus compañeros se iban uno tras otro y él se terminó quedando solo en la oficina. Iván terminó y salió directo a casa, se apresuró para llegar a tiempo al cine, no se veía nada diferente, metió sus llaves, abrió la puerta, las luces estaban apagadas, entró un pie y todos gritaron " sorpresa ", dentro sus padres, su jefe, muchos de sus compañeros, algunos clientes, varios viejos amigos, la casera y otros tantos conocidos. Todos se arremolinaban alrededor de Iván para felicitarlo y saludarlo, Isa y Gabriel prendieron las luces de la cocina y pasillo, comenzaron a servir platillos y pasárselos a la gente.

Terry y Mike habían sido compañeros de la universidad de Iván, ambos de 1.77, piel clara, ojos de color, buen físico y rostros bonitos, parecían modelos, desde que llegaron le echaron el ojo a Isa, algo en ella les llamaba la atención y comenzaron a asediarla en cuanto la multitud se distrajo. Isa les pedía amablemente que la dejarán trabajar, pero ellos seguían preguntándole cosas personales, Iván envuelto entre la gente vio a Isa sonriendo con ellos y se sintió celoso. Gabriel les pidió a Terry y a Mike que la dejarán en paz por ser su amiga, que estaba para apoyarlo a él, los dos se incomodaron pero no dejaron de acecharla en cada oportunidad, incluso Terry le agarro una nalga descaradamente. Isa se sintió mal por lo sucedido, no sabía qué hacer, no había estado nunca en esa situación, solo se fue a encerrar al baño, donde ellos siguieron tocando la puerta y diciéndole que tenía que salir entre palabras nada agradables.

La música en la sala era bastante fuerte como para cubrir sus voces de la demás gente. Gabriel se apresuró a servir todos los platillos y fue directamente con ellos, odiaba a esos tipos, los había invitado por error. Terry se molestó con la intervención de Gabriel, lo retaron a salir de la casa y arreglar el asunto. Gabriel enojado no dudo en salir con ellos, Iván estaba distraído intentando deshacerse de unas compañeras encimosas que lo abrazaban.

Terry, Mike y Gabriel salieron dejando la puerta ligeramente abierta, los dos le dijeron que siempre habían querido golpearlo pero Iván estaba todo el tiempo cuidándolo. Gabriel se dio cuenta de su error e intento volver al interior al verse solo, Terry alcanzó a Gabriel y logró tomarle los brazos, Mike comenzó a pegarle a Gabriel donde fuera en lo que Gabriel intentaba zafarse. Un conocido de Iván vio salir a Gabriel, le dio curiosidad y se asomó afuera, vio lo que sucedía y entro directo con Iván a avisarle, él fue de inmediato. Terry tenía bien sujeto a Gabriel y Mike le pegaba en el rostro cuando Iván salió y alcanzo a golpear a Mike para que dejara de golpear a Gabriel. Terry soltó a Gabriel que cayó al piso presa del dolor e intento enfrentar a Iván en lo que Mike se ponía de pie, Iván estaba muy enojado, Terry cayó de un buen golpe en el rostro, le había rotó la nariz y Mike logró meter su brazo antes de que le pasará lo mismo al volver a enfrentarlo. Mike tenía abierta la ceja por el golpe de Iván y se arrastró con su amigo, Iván esperaba que se levantarán pero solo se quedaron ahí un rato.

Iván fue a revisar a Gabriel, - no es nada grave, un poco de hielo y volverá tu belleza - bromeó.

Terry despertó, ambos se pararon y se iban a ir de ahí. - todo por una maldita puta - vociferó Mike enojado.

- hablan de Isa - aclaró Gabriel a Iván.

Iván se enojó aún más y los volvió a golpear, ambos tenían ahora la nariz rota y Mike un brazo herido.

- No quiero volver a verlos o los mató - declaró Iván muy enojado.

Mike y Terry se fueron hasta su carro y se largaron de inmediato. Iván ayudó a Gabriel a pararse junto al amigo que había visto el problema, debían volver a la fiesta, algunos curiosos se asomaban por la puerta, Gabriel se arregló lo mejor que pudo, no quería que alguien más notará lo que pasó. Ambos entraron, la gente dentro no sabía nada del asunto más allá de los curiosos y quién ayudaba a Gabriel, este lo llevo a su cuarto, Iván fue abordado en cuanto entró, ambos olvidándose de Isa por el momento.

Gabriel con ayuda de su nuevo amigo se revisó bien, solo eran moretones, volvieron a la fiesta, Gabriel se puso hielo en la cara y fue al baño, Isa ya no estaba dentro, imagino que estaría encerrada en el cuarto y la fue a buscar. Isa se encontraba encerrada llorando en el cuarto, Gabriel tocó insistentemente, no logro nada y fue por su madre, Doña Luisa quién logro convencerla para dejarle entrar. Gabriel esperaba en la puerta, después de un rato fue a atender a los invitados y volvió, su madre logro convencer a Isa de salir y disfrutar la fiesta.

Los tres continuaron festejando, Isa conoció a muchas personas agradables, Gabriel estaba siempre junto a ella, Doña Luisa los veía desde su asiento al igual que a Iván, era una lástima lo que había pasado pero ellos eran unos adultos que se valían por sí mismos y eso la hacía feliz. Isa vio a Iván abrazando a otras y sintió celos de nuevo, decidió no verlo mientras hubiera invitados y platicaba con muchos chicos, compañeros de Iván, bastante atractivos. Isa conoció incluso al maestro de Muay Thai y a otros estudiantes que habían ido un rato, la halagaba mucho y recibió muchas invitaciones a salir. Iván había visto a Isa, sonreía mucho con varios de sus conocidos y se llenaba de celos, él estaba harto de sus compañeras rogonas pero nadie se iba del lugar. Gabriel de pronto sacó el pastel, todos hicieron que Iván fuera para cantarle y que soplará la vela, él de mala gana fue a cumplir, deseaba estar a solas con Isa, estaba muy molesto de verla sonreír con otros sin verlo a él. Sopló la vela y comenzaron a servir el pastel, la gente se quedó callada un tiempo y después comenzaron a irse por pocas para alivió de Iván. Isa desapareció de la vista de Iván, él y Gabriel atendieron a todos los invitados restantes, se despidieron de sus padres y cerraron la puerta exhaustos.

- mañana limpio - anunció Gabriel.

- está bien, gracias por todo - respondió Iván con cierta molestia.

- ya sé que no es tú estilo, pero había deseado tanto hacerte una fiesta así - sonreía Gabriel.

- ¿por qué invitaste a Terry y Mike? - preguntó Iván extrañado.

- tomé los números de tú teléfono, si los odiábamos ¿por qué los tienes ahí? - cuestionó Gabriel.

- tuve que hacer un trámite para ellos, olvidé borrar los números - contesto Iván pensativo.

- de haberlo sabido, todo habría salido genial - manifestó Gabriel guardando algunas cosas.

- ¿cómo conseguiste mis contactos? - interrogó Iván preocupado.

Iván se quedó quieto unos minutos viéndolo molesto - desbloqueando tú celular – sonrió Gabriel.

- ¿fuiste tú solo? - dudaba Iván.

- tuve un poco de ayuda, así como hoy llegaste temprano - declaró Gabriel sonriendo.

- necesito hablar con ella - articulo Iván enojado.

- hey, cálmate no fue su culpa, solo me ayudaba - evidenció Gabriel serio.

Iván estaba muy molesto, se le notaba enseguida, Isa estaba frente a él y sonreía nerviosa, Gabriel no supo que hacer o decir, ella los había escuchado al final. Isa se acercó a Gabriel y le dio un beso de buenas noches, se regresó al cuarto justo después, Iván la siguió en completo silencio, su rostro de enfado y los celos volvieron a él cuando la tuvo enfrente. Isa sabía que Iván la seguía de cerca, le tenía preparada una sorpresa, había estado tomando cursos en línea y práctico con Gabriel, esperaba que le gustará su regalo.

Iván sentía dolor y enojó cruzados en su interior, él no sabía que le habían hecho a Isa, pero sus celos le estaban nublando la mente poco a poco.

Isa había cerrado la puerta del cuarto, Iván la seguía de cerca, ella abrió la puerta con cuidado, el cuarto estaba iluminado por velas que llevaban desde la puerta a la cama rodeando a la misma. Isa entró e Iván detrás de ella ambos sin decir nada, Isa continuó hacía el tocador, Iván cerró la puerta después de entrar sin alejarse mucho de Isa. Ella fue al tocador por el aceite, y esperaba que Iván fuera a la cama, cuando se dio la vuelta, Iván había estado detrás de ella, así que quedaron de frente. Isa trago saliva, se sentía nerviosa por darle un masaje a Iván y ahora lo tenía de frente, la luz no la dejaba ver su rostro, pero la respiración de ambos era agitada, Isa deseaba besarlo pero su cuerpo estaba paralizado.

Iván veía a Isa la luz iluminaba tenuemente su rostro, la amaba y estaba celoso, se culpaba de esos celos por no decirle nada en la tarde, la sentía pérdida ante sus compañeros atractivos, que era él sino un gordo, tímido y cohibido. Cerro los ojos iracundo, necesitaba calmarse y entonces Isa acercó sus labios a los de él con suavidad, Iván abrió los ojos y se separó por la sorpresa. Isa se sintió rechazada, era su primer beso y él se alejó de ella, le comenzaba a doler el pecho, no había sido una buena noche.

Iván llevo sus manos al rostro de Isa y la besó con suavidad sintiendo sus labios carnosos tocando los de él, el deseo lo invadió y llevo sus manos a recorrer el cuerpo de Isa por sobre la ropa con cierta desesperación. Isa disfrutaba el beso de Iván, algunas lágrimas de alegría corrían por sus mejillas, lo amaba y él a ella, sentía las manos de Iván tocando su cuerpo por sobre la ropa, en parte le gustaba pero deseaba que fuera diferente. Iván comenzó a morderle la boca, Isa correspondía a sus besos y mordidas suaves, comenzó a subirle la falda y acariciaba sus suaves muslos, deseaba hacerla suya y descargar todo ese deseo y enojó en ella, hacerla suya por fin. Isa sintió las manos de Iván subiendo su falda, iba demasiado aprisa para ella, él tomó su bikini y lo bajo de un tirón, Isa se separó de inmediato del beso de Iván y con sus manos lo empujó

- no Iván, no - dijo Isa temerosa.

Iván sintió que se le partía el corazón, se había equivocado, ella no lo deseaba y las lágrimas del dolor salían por sus ojos mientras se separaba de ella en silencio.

- te quiero Iván - declaró Isa apenada.

Iván estaba confundido, pero se acercó a besarla de nuevo y seguir en lo que estaba.

- Iván no - manifestó Isa alejándolo.

- también te quiero Isa - expresó Iván desesperado por entender que pasaba.

- quiero continuar, pero no así - aclaró Isa avergonzada.

Iván la miró de arriba abajo, Isa tenía razón pero su cuerpo la deseaba desesperado, se acercó a besarla de nuevo con intensidad a lo que Isa correspondió porque también lo deseaba. Iván llevo sus manos a recorrer el cuerpo de Isa con más calma y suavidad e intento bajarle el bikini de nuevo, Isa se separó de su beso de inmediato.

- Iván, soy virgen - anunció Isa avergonzada y desesperada.

Iván trago saliva - lo siento, te deseo tanto - la beso suavemente. Esta vez sus manos solo la tomaron de la cintura acercándola a él, Isa acarició su pecho por sobre la ropa. Iván desabotono su camisa para que Isa lo tocará por sobre la playera, ella llevo sus manos hacia el pantalón sacándole la playera y metiendo sus manos debajo, acariciándole el pecho desnudo. Iván entonces fue quien se separó del beso, se sacó la camisa por completo y la puso en el tocador, le subió el bikini a Isa y bajo su falda aunque no estaban bien puestas.

- Vamos a la cama - sugirió Iván excitado.

Isa deseaba continuar pero había deseado tener su primera vez con su novio, y ellos solo eran amigos.

- no - dijo Isa excitada pero firme.

Iván no sabía que pasaba, sus emociones iban y venían, los pensamientos en su cabeza se agolpaban nublando su visión.

- te quiero mucho Iván, pero no quiero compartirte con nadie más - esclareció Isa excitada y sonrojada.

- también te quiero Isa, me tienes lleno de celos por lo de hoy, quería golpearlos a todos por hacerte reír, por no ser yo quien estuviera junto a ti - puntualizó Iván desesperado.

- yo también sentí celos de tus amiguitas - contesto Isa enfadada.

- no son mis amigas, ni siquiera las toleró, eres la única mujer que deseo, me tienes excitado todo el tiempo, no sales de mi cabeza ni un minuto, no tengo amigas, solo tú - confeso Iván liberando sus pensamientos.

- ¿y por qué dejas que se te peguen? - preguntó Isa enojada.

Iván sonrió, sabía que estaba celosa, su corazón se llenaba de calor y tranquilidad - ¿quieres ser mi novia? -

- solo si ya no dejas que se te pegue ninguna - respondió Isa enfadada.

- solo quiero sentirte a ti - aclaró Iván acercándose a ella y tomando con suavidad su cara con la mano derecha.

- y yo a ti, pero no tan desesperado - admitió Isa preocupada.

- ¿quieres ser mi novia? - reafirmó Iván acercándose para besarla.

- sí - contesto Isa antes de besarlo en la boca

Ambos se besaron tiernamente, él la abrazaba a su cuerpo sin tocar más que su espalda, Isa en cambio metía sus manos bajo la playera de Iván tocando su cuerpo desnudo. Ambos dejaron de besarse y se fueron a la cama pasando sobre las velas con cuidado, él acercó varias velas para iluminar el área de la cama solamente. Iván se acercó a la cama y se sacó la playera, la aventó lejos de las velas, mostrando su pecho marcado por las horas de ejercicio, sus brazos y espalda mostraban cada músculo bien definido. Isa lo veía detenidamente, su visión era mejor de lo que sintieron sus manos, ella se bajó el cierre de la blusa pero Iván la detuvo, quería desnudarla él.

Iván soltó su cinturón, se notaba el bulto en su pantalón, lo pensó un momento y decidió dejarse puesto el pantalón, prestó más atención a Isa, terminó de bajarle el cierre y se sentó junto a ella en la cama. Su blusa debía tener otro cierre, no lo sintió en su espalda y no se veía al frente, la acariciaba en sus costados y encontró el cierre que bajo despacio, ella le ayudó a sacarse la blusa. Ambos respiraban agitados de nuevo, Iván busco el cierre de su falda y lo bajo suavemente cuando lo encontró, Isa se paró para que él la deslizara por sus piernas.

Isa se inclinó a besarlo, él correspondió mientras se incorporaba por completo, llevando sus manos a la espalda de ella, quería desabrochar su sostén pero no lo logro, era su primera vez, Isa dejo de besarlo y se sentó de espaldas a él. Iván luchó por desabrocharlo hasta que lo logro, a Isa se le erizo la piel cuando metió sus manos bajo sus tirantes y los deslizó suavemente sacándoselo al frente. Iván comenzó a besarle la nuca, los hombros y acariciar sus brazos con cariño, Isa gemía suavemente con sus caricias, Iván llenaba su nariz del dulce aroma de Isa, olía su cabello y volvió a besarle los hombros y la nuca. Isa disfrutaba de lo que Iván le hacía entre cerrando los ojos, Iván la guío para girar su cabeza, deseaba besar su boca de nuevo, ambos se fundieron de nuevo en un dulce beso apasionado. Isa fue girando su cuerpo para quedar frente a él, Iván acariciaba sus brazos y espalda hasta que ella quedó frente a él, entonces acarició su torso sin tocar sus pechos, sentía las cicatrices de Isa algunas eran pequeñas y finas y otras con bordes gruesos. Isa dejo de besarlo y se miraron fijamente por un momento escuchando sus respiraciones agitadas.

- te quiero tanto Iván, no lo olvides nunca - dijo Isa acariciándole el rostro suavemente.

- yo también te quiero Isa, tampoco lo olvides - aseguró Iván sonriendo.

Isa sonrió y llevo la mano de Iván a su pecho descubierto, él la veía embelesado, llevo su boca hacia sus senos, besaba todo el seno hasta llegar a sus pezones erectos, ahí los chupaba con fuerza disfrutando su textura y sabor entre sus labios y lengua. Isa gemía alborotando su cabello y acariciándole la espalda, era muy sexy, Iván cambio de seno e hizo lo mismo con el otro, jugando el que acababa de soltar entre sus dedos. Isa fue reclinando su cuerpo hasta quedar acostada en la cama, Iván se separó de ella, la acomodó bien en la cama, se bajó el cierre y se sacó los pantalones quedando en un bóxer ajustado negro que mostraba su gran bulto. Iván volvió a besarle los pechos, estaba recargado en la cama sobre un brazo beso su piel con suavidad, hacía énfasis en las cicatrices, sin dejar de avanzar sobre su piel.

Iván llegó a donde el bikini mal acomodado y siguió besándola suavemente, bajo la tela de su bikini hasta sus caderas besando su piel desnuda, llevo su boca a sus muslos y continuó descendiendo a besos. Sus manos tocaban sus muslos con suavidad acompañando a sus besos, mordisqueó suavemente su tersa piel de los muslos, su mano conocía sus caras internas por las tantas noches atrapada en ellas. Isa apenas alcanzaba el cuerpo de Iván, acariciaba su cabello suavemente o le daba tirones cuando la hacía estremecer, Iván la veía de reojo sin dejar de besarla cariñoso. Iván le besó hasta los pies, Isa se sentía avergonzada e intentaba jalar sus extremidades, pero él sonreía y los volvía a besar para después acercarse a besarla suavemente en la boca.

El cuerpo de Iván había quedado sobre el de Isa que no dejaba de tocar sus brazos y pecho, disfrutando la musculatura bajo sus dedos. Iván hacía equilibrio para no dejar que su peso cayera sobre ella, disfrutando de sus carnosos y dulces labios. Iván dejo de besar su boca y comenzó a besarle el rostro tiernamente, Isa sonreía gustosa, Iván besaba su cuello ahora y lamía un poco su exquisita piel escuchando los suaves gemidos de Isa cercanos a su oído. Iván se detenía por momentos intentando distraer su mente, su deseo era demasiado pero no volvería a apresurarse en disfrutarla.

Isa sentía un inmenso calor viniendo de su vientre, instintivamente cerraba sus piernas abrazándose al cuerpo de Iván que continuaba sobre de ella. Iván besaba el cuerpo de Isa, volvió a llegar a su ombligo a besos, está vez deslizó suavemente su bikini con ayuda de ella, dejándola completamente desnuda, Isa sentía miedo y excitación al mismo tiempo. Iván no perdía de vista el cuerpo desnudo de Isa, ella cerraba sus piernas con timidez, Iván besaba sus rodillas y las fue abriendo suavemente y bajando a besos, hasta llegar a su destino. Isa recortaba un poco su vello púbico, sus negros rizos cubrían su entrepierna completa y gran parte de su pubis, Iván la veía embelesado y continuó sus besos hasta sentir los rizos en su boca.

Iván tenía muy poca experiencia sexual, su exnovia no lo había dejado nunca tocarla y mucho menos hacerle sexo oral, él había leído al respecto y visto mucha pornografía, esperaba hacerlo bien aunque el miedo y los nervios lo invadían. Él lleno de besos toda el área velluda de Isa, al abrirla bien de piernas apreció sus labios y su clítoris hinchadito y sonrojado. Trago saliva y primero la beso esperando guiarse por los sonidos de Isa. Ella sentía electricidad recorriendo su cuerpo con los besos de Iván en su zona más íntima, además de sentir su propio flujo descender fuera de su cavidad. Iván disfrutaba el intenso aroma de la vagina de Isa cuando vio su humedad manar de su interior se abalanzó a saborearla con intensidad, deseaba más de su delicioso néctar y esta vez comenzó a mordisquearle muy despacio los labios y el clítoris, provocándole un intenso placer.

Iván volvió a lamer sus fluidos con intensidad para volver a repetir sus mordiscos, y acariciarle suavemente el clítoris, Isa se mordía el labio inferior por el placer que estaba sintiendo, tirando fuertemente del cabello de Iván. Él sentía los fuertes tirones de Isa y continuaba estimulándola una y otra vez, su erecto pene comenzaba a dolerle, había olvidado liberarlo, con dificultad lo saco de su prisión sin dejar de atender a Isa. Iván se distrajo un momento para terminar de sacarse el bóxer y los calcetines, Isa lo veía con verdadero deseo, él terminó de desnudarse y planeaba volver a lo que hacía, pero Isa colocó su mano frente a él, Iván la vio y ella lo guío directo a su boca, ambos estaban desnudos, el pene de Iván daba ligeros roces en las caras internas de las piernas de Isa. Ella lo beso con intensidad, mordisqueando sus labios, Iván estaba muy excitado pero no avanzaría sin su permiso, Isa dejo de morderlo, se vieron unos minutos a los ojos y sonrieron.

- creo que te amo - manifestó Isa apenada.

Iván sonrió todo sonrojado - te amo también - la beso con suavidad en los labios, beso su barbilla y bajo a su cuello a besos.

- Hazme tuya Iván - susurro Isa excitada.

Iván levantó su rostro para verla a los ojos.

- Hazme tuya amor - reafirmo Isa sonrojada con una sonrisa.

Iván la lleno de besos, después llevo su mano derecha directo a su pene e intento penetrarla sin éxito, se sintió muy avergonzado, se sentó en sus piernas, Isa lo veía sonrojada y con cierto miedo. Iván tomó su duro pene en su mano, con cuidado lo llevo a la vagina de Isa, metiendo la punta de su virilidad despacio. Isa cerro los ojos y relajó su cuerpo sintiendo como él ganaba terreno en su interior. Iván logro meter la cabeza de su verga y volvió a su posición sobre de ella, comenzó a besarla suavemente en lo que empujaba despacio sus caderas. Isa respiraba demasiado excitada y llevo sus manos a los brazos y cuello de Iván sin abrir sus ojos, Iván veía la incomodidad de Isa.

- ¿estás bien? - preguntó Iván curioso.

Isa le dijo que sí con la cabeza, esperando que faltará poco para que terminará la incomodidad, Iván no sabía si debía avanzar o no debido a su rostro, volvió a besarla y comerle los senos intentando no mover sus caderas. Isa se sorprendió al sentirlo, abrió sus ojos y lo guío de nuevo a su boca, deseaba besarlo, Iván la besaba suavemente y ella comenzó a morderlo de nuevo, Iván volvió a hacer presión con su cadera hasta sentir que no podía avanzar más. Isa besaba y mordía a Iván con intensidad, le gustaba mucho la sensación de sus carnosos labios en su boca, como sus lenguas jugaban en el interior de ambas bocas. Iván comenzó a mover sus caderas suavemente en lo que se acomodaba, suavemente empezó a entrar y salir de la cálida vagina de Isa, que soltó su boca para empezar a gemir con suavidad.

Iván continuó moviéndose despacio, no había logrado meter todo su pene pero disfrutaba la sensación de estar dentro de ella, había deseado tanto estar dentro de ella y era mejor de lo que alguna vez imagino. Él recordaba la última vez que había tenido sexo, su pene no era fuera de lo común por lo que Sasha le dijo y aunque no estaba toda su dura verga dentro de Isa, está vez era mil veces mejor que con Sasha. Isa gemía y se mordía los labios, deslizaba sus manos por toda la espalda de Iván, cerraba los ojos en momentos y lo veía con verdadero fuego.

- más - pidió Isa desesperada.

Iván sonrió y se movió con más intensidad, con cada embestida sentía que entraba un poco más dentro de ella, le mordió los labios con deseo. Isa abrió sus piernas intentando sentirlo más profundo, su cuerpo clamaba sentirse lleno, él comprendió lo que ella deseaba y aceleró aún más sus embestidas. Ambos estaban demasiado excitados a un ritmo acelerado, de repente sintieron como Iván logro penetrarla, chocando sus vientres de golpe, ambos se vieron unos minutos y continuaron. Isa ahora gemía más fuerte, Iván la mordía o besaba indiscriminadamente, ambos se dejaron llevar por el placer de sus cuerpos en constante movimiento, hasta que Isa se tensó por completo, sujetándose fuertemente del cuello de Iván estaba teniendo un intenso orgasmo y él no dejaba de taladrarla disfrutando la húmeda sensación.

- te amo - grito Isa que no cabía de placer.

Iván embistió con todas sus fuerzas y movía sus caderas, era delicioso estar dentro de ella, sentía que pronto llegaría al éxtasis también. Iván pensaba en miles de cosas intentando alargar el momento pero Isa volvía a tener un orgasmo intenso cuyas contracciones lo desestabilizaron llenándole el vientre de su espeso semen, gimiendo fuertemente junto a ella. Iván siguió embistiéndola hasta que su pene perdió su dureza, con cuidado se acomodó a un costado de Isa y comenzaron a besarse en la boca con suavidad, acariciándose mutuamente con mucho cariño.

- te amo Isa - reconoció Iván acariciándole el rostro a Isa.

- también te amo Iván - admitió Isa acariciándole el pecho.

Iván cayó en cuenta que estaba completamente desnudo ante Isa, sintiéndose avergonzado de su cuerpo, Isa lo veía embelesada sin dejar de acariciarle el pecho y estómago. Iván intento quitar la mano de Isa de su pecho debido a sus complejos, Isa recordó la plática con Gabriel y llevo la mano de él directamente a una de sus cicatrices.

- si te vistes, me vestiré también - sostuvo Isa muy seria.

Iván quería seguirla admirando aunque fuera en la tenue luz, regreso la mano de Isa a su pecho, la besó de nuevo en la boca con suavidad y se siguieron acariciando en silencio. Iván se alegraba de no haber ido al gimnasio ese día, sentía el cosquilleo en su interior previo a su erección con bastante energía aún, acercó su cuerpo al de Isa, ambos seguían explorándose mutuamente. Iván la beso intensamente de nuevo, Isa correspondió el beso con la misma intensidad, disfrutaba besarlo una y otra vez con las sensaciones que le provocaba en su interior. Isa estaba inmersa en el beso y acariciándole la espalda cuando entre sus piernas sintió la virilidad de su amado, dirigió su mano a ese lugar por curiosidad.

Iván seguía besándola con pasión, disfrutando el cuerpo de Isa bajo su palma, sintió la tímida caricia de Isa a su creciente pito y la tomó con la suya para acariciarse un poco. Isa sentía la dura verga de Iván y deseaba volver a tenerla entre sus piernas, Iván soltó la mano de Isa que siguió masturbándolo un poco más hasta que él le tomó la mano para llevarla a su pecho. Iván separó su boca de la de Isa, ambos se veían a los ojos con verdadero deseo, Iván llevo su mano a las piernas de Isa y con suavidad las acariciaba, relamiéndose los labios. Isa también lo deseaba y se acomodó en la misma posición en la que habían intimado anteriormente, Iván se acomodó del mismo modo pero está vez entre los dos acomodaron su pene en la entrada de Isa, ambos se sonreían mutuamente cuando Iván comenzó a empujar sus caderas, Isa se mordió los labios sintiendo como la llenaba de nuevo.

Iván se acomodó frente a ella sin dejar de ver su rostro sin dejar de hacer presión con sus caderas, Isa intentaba verlo pero cerraba los ojos disfrutando sentirlo cada vez más dentro, los vientres de ambos estaban juntos de nuevo, con cierta dificultad Iván llevo su mano izquierda a la pierna derecha de Isa y la levantó para apoyarla en su cadera, después hizo lo mismo con su mano derecha y la pierna izquierda de Isa. Ella sintió como sus caderas se abrían un poco más, permitiendo que Iván la tocará aún más adentro, Iván comenzó a realizar sus movimientos, Isa lo estaba disfrutando mucho. Está vez Iván comenzó con intensidad e Isa no se quejó, así que continuó con fiereza, deseaba desquitar todos esos días de deseo, Isa comenzó a gemir fuertemente, tal vez tendría un orgasmo, así que Iván se esmero en ayudarle a llegar. Isa movía su cabeza de un lado a otro, se sentía llena y feliz.

 - te amo Iván - gemía Isa excitadísima.

Iván sonreía al escucharla para después besarla toda con pasión, estaba tan excitado pero su erección duraría un buen rato más. Isa abrazaba sus piernas a las caderas de él, hasta que logró abrazarse en su espalda con ellas, la sensación era más deliciosa aún, y apretaba su abrazo para sentirlo más intenso aún si se podía. Iván llevo su mano a las piernas de Isa, ella no entendía del todo bien pero soltó su abrazo, Iván subió la pierna izquierda de Isa hasta su hombro derecho sin dejar de moverse un momento. Isa no podía creer lo que Iván hacía, él dirigió su otra pierna a su hombro, está vez ella lo ayudó, Isa sentía que el rostro de Iván estaba lejos de ella pero que su pene estaba en lo más profundo de su ser. Iván aceleró arrecho, con verdadera intensidad, la cama comenzó a caminar sin importarles si quiera, ellos estaban inmersos en el gozo de su entrega. Isa gemía fuertemente e igualmente apresaba a Iván con sus piernas. Iván no pudo más, y ambos tuvieron un fuerte y delicioso orgasmo.

Iván la lleno de besos - te amo tanto - le dijo tomando su rostro entre sus manos. Isa sonrió y lo beso tiernamente. Iván se separó con cuidado volviendo a su lugar a un costado de Isa y volvió a besarla suavemente.

- te amo Iván - aseveró Isa al separarse.

Iván la abrazó juntando sus cuerpos, el cansancio del día comenzó a caerle encima - ¿podemos dormir un poco? - pregunto bostezando.

- claro amor, mañana trabajas - contesto Isa pensativa.

Iván estaba demasiado cansado para moverse de lugar, solo se acomodó en donde estaba con ella abrazada a su pecho, Isa acomodó su cabeza en su hombro derecho y ambos se quedaron dormidos.

A la mañana siguiente la música trash sonaba, Isa no se inmutaba siquiera, Iván con mucho cuidado se zafó de su abrazo, busco su celular para apagarlo, las velas se apagaron solas, algunas habían chorreado el piso en grandes charcos secos, otras estaban tiradas, la cama se las había llevado consigo en su impetuoso movimiento, la ropa de ambos estaba casi intacta, Iván vio todo, después a Isa completamente desnuda, dejo su celular en la cómoda y volvió a la cama. Isa se abrazó nuevamente a su cuerpo, él estaba excitado de nuevo, la acariciaba suavemente, no quería despertarla.

- Hazme tuya Iván - dijo Isa en un suave ronroneo.

Iván sintió todo su cuerpo erizarse ante sus palabras, pero imagino que estaba soñando, Isa comenzó a besarlo y suavemente abrió los ojos.

- cógeme amor - reafirmo Isa deseosa.

Iván no sé lo pensó más, se bajó de la cama y la atrajo hacia la orilla, tomó sus piernas juntas y las llevo a su hombro izquierdo. Llevo su mano derecha a explorar la entrepierna de Isa, estaba húmeda, dirigió su excitada verga y la hundió de un golpe. Isa cerro los ojos ahogando un gritó, Iván comenzó a entrar y salir lentamente, pero enseguida aumento la velocidad, la cama comenzaba a caminar incomodando un poco a Iván. Él mordisqueaba las piernas de Isa sin perder visión de sus senos rebotando con sus fuertes embestidas.

- eres tan hermosa - manifestó Iván jadeante.

Isa se sonrojaba por sus palabras, pero su espalda se arqueaba de placer, Iván arremetió con todas sus fuerzas, hasta que la cama golpeó la pared, permitiéndole una mayor penetración. Isa tiraba de su cabello y acariciaba su cuerpo, hasta que las manos de él la recorrían con deseo, Isa estaba en el cielo mordiéndose los labios hasta que no pudo más.

- Iván - gritó Isa fuertemente, tomándolo del brazo.

Iván sonrió embelesado y se rego dentro de ella, al sacar su flácido miembro, un poco de fluido mojo el piso, recordándole a Iván que no había usado protección. Iván acomodó a Isa y se recostó con ella, la veía seriamente, pensando en que la había cagado, Isa acarició su rostro sin saber que le pasaba y lo beso tiernamente.

- ¿qué sucede amor - preguntó Isa curiosa.

Iván suavizó su gesto y la veía arrepentido - lo siento linda, me deje llevar por este - aclaró Iván agarrándose el miembro.

Isa lo vio y sonrió - ¿y qué tiene de malo? -

- te amo Isa, quiero disfrutarte cada día y es mi deber cuidarte - recordó Iván arrepentido.

- eso haz hecho amor - confeso Isa sonriendo.

- olvide usar preservativos - declaro Iván apenado.

- ¿y eso qué? - preguntó Isa desenfadada.

Iván sonrió, - ¿quieres un bebé? -

- No, como crees - respondió ella sin entender.

- ¿entonces? - interrogó Iván extrañado.

- no entiendo nada - expreso Isa con cara de puchero.

Iván la veía seriamente - ¿no recuerdas las clases de sexualidad? -

- no tuve clases de sexualidad, solo sabía que algún día mi cuerpo cambiaría y que tendría sangrado cada tanto - confesó Isa sería.

- ¿estudiabas en casa? - preguntó Iván curioso.

- no, no estudiaba, tenía 12 cuando deje la escuela - reconoció Isa avergonzada.

Iván quería preguntarle tantas cosas, pero notó lo incómoda que estaba Isa. - cuando tenemos sexo, yo no debo venirme en tú interior o podrías quedar embarazada - explico Iván apenado.

- pero me gusta mucho cuando lo haces, es muy rico - objeto Isa inocente.

- a mí también me gusta pero debemos cuidarnos amor, ahora no sé qué hacer - declaró Iván pensativo.

- preguntémosle a Gaby, él coge todos los días - propuso Isa sonriendo.

- ¿cómo sabes eso? - cuestionó Iván extrañado.

- él me lo dijo - aseguró Isa sonriendo.

- ya hablaré con él, ¿cuando te baja? - consultó Iván curioso.

- ¿me baja qué? - indagó Isa curiosa.

- la menstruación, tú sangrado - aclaró Iván viendo su rostro de confusión.

- no lo sé, nunca me ha bajado - manifestó Isa apenada.

Iván no entendía nada, él sabía muy poco de mujeres, pero eso no le sonaba a algo bueno. - ¿no has notado alguna mancha de sangre en tu ropa interior? - preguntó curioso Iván.

- sí, pero no de mi entrepierna - rebatió Isa volteando su rostro.

Iván se acercó a besarla, no deseaba incomodarla así, veía las lágrimas corriendo por sus ojos y la abrazó fuertemente a su cuerpo.

- te amo Isa, te amo tanto - reafirmo Iván llenándola de besos.

Isa se limpió el rostro y volvió a verlo con una ligera sonrisa - y yo a ti también - lo beso tiernamente.

Iván la beso en los labios, ambos comenzaron a besarse apasionadamente jugueteando con sus lenguas y acariciándose con suavidad. Iván volvía a tener una erección, Isa sentía la punta de su caliente miembro tocándole el vientre, estaba excitada de nuevo, no había tenido tiempo antes para pensar en sexo, ahora estaba ahí deseando hacerlo de nuevo una y otra vez. Iván separó sus labios de ella, se puso de pie, Isa lo veía con una gran y sexy sonrisa, él la volvió a tomar de las piernas y la jalo hacia él, está vez la puso boca abajo y metió las almohadas debajo de su vientre. Isa no sabía que haría, le gustaba verlo y en esa posición le era difícil, Iván acariciaba su cuerpo y bajo a besarle las piernas por detrás para subir a sus pompis que recorrió a besos y lamidas.

- me vuelve loco tú trasero - reveló Iván muy agitado.

Isa se sonrojo e intentaba verlo por sobre su hombro. Iván llevo sus manos hacia sus pechos y los pellizcaba suavemente mientras su boca recorría su espalda. Isa se estremecía debajo de él, Iván encontró una zona que al besarla le erizaba toda la piel y decidió mordisquearla suavemente, haciéndola gemir. Isa sentía el caliente sexo de Iván chocando con su pierna o su glúteo izquierdo y deseaba sentirlo dentro de una vez, empujó sus caderas intentando acercarse más a él.

- ¿la quieres? - preguntó Iván con una voz ronca y sexy.

- sí, dámela - contesto Isa desesperada.

Iván se incorporó y tomó a Isa de la cadera con su mano Izquierda en lo que encaminaba su duro miembro, y de una estocada la penetró, ambos cerraron los ojos y suspiraron al sentirla adentro de ella. Iván volvió a inclinarse sobre Isa para sobarle los senos y besar su espalda ahora con suaves embestidas y mucho movimiento de caderas. Isa se agarraba de las sábanas con fuerza, amaba lo que Iván le estaba enseñando, era delicioso sentirlo dentro de ella. Iván aceleró sus embestidas sin dejar de mover sus caderas, el calor de la vagina de Isa no tenía comparación alguna, quería disfrutarla todo el día de ser posible, hablaría con Gabriel para que les ayudará después, de momento la llenaría de su semen una y otra vez hasta que no pudiera más.

Isa mordía la cama, se volvía loca de placer, entonces Iván volvió a incorporarse y la tomó de las caderas, no sin antes amasar sus nalgas un poco, la tomó con firmeza y embistió con mucha velocidad. Isa acallaba sus gritos en la cama, era demasiado placer, Iván comenzaba a sudar, mojándole las pompis con algunas gotas, Isa lloraba de puro placer. Iván se acercó y tomó una de las manos de Isa levantando su cuerpo de la cama sin dejar de embestir, Isa se agarraba con firmeza a su mano y le dio la otra mano. Iván enredaba sus manos y brazos con los de Isa para darle con toda su intensidad, ambos gemían fuertemente mientras la cama chocaba una y otra vez contra la pared. Iván duro un buen rato en esa posición hasta que ya no pudo más y parando sus embestidas la volvió a llenar de su cálido líquido, era tanto que comenzaba a escurrir por las piernas de ambos.

Iván fue soltando su agarre, dejándola con cuidado en la cama, Isa no quería moverse, estaba exhausta, Iván se sentó a un costado de ella y le mordisqueaba las nalgas haciéndola brincar de placer. Iván la volteó boca arriba y la comenzó a besar en la boca, ambos estaban inmersos en su beso cuando tocaron fuertemente la puerta. Iván tomó lo primero que encontró en el piso para cubrirse y fue a la puerta sabiendo que Isa no podía caminar aún, quitó el seguro y abrió la puerta ligeramente. Gabriel estaba parado afuera visiblemente molesto.

- ¿qué sucede? - preguntó Iván sorprendido.

- no chingues, ¿no sabes coger en silencio? - espetó Gabriel molesto.

- lo siento, me deje llevar - aseguró Iván apenado.

- clava la pinche cama o yo no sé, Doña Paula está preocupada por los golpes - aclaró Gabriel cruzando los brazos.

- lo siento, ya no lo haré - expresó Iván sonrojado.

- espero que usarás condones - declaro Gabriel sonriendo picarón.

Iván agachó la mirada sin decir nada.

- tenías que ser, es su primera vez y la cagaste - sentenció Gabriel moviendo la cabeza en negación.

Iván se sorprendió de lo que escucho, - ¿cómo sabes eso? -

- entre chicas nos contamos todo - confeso Gabriel sonriendo.

Iván se sintió culpable por la situación.

- Haré el desayuno - simuló ver un reloj en su muñeca - te doy chance de otro y se vienen a desayunar – instigó Gabriel con su gran sonrisa.

Iván cerró la puerta, puso el seguro y se dirigió a la cama. Isa medio escuchó la conversación, pero intentaba recuperarse aún, Iván sonrió al acercársele.

- ven, bajaré el colchón - dijo dándole la mano.

Isa se paró con flojera, las piernas le temblaban aún, él le ayudó a mantenerse en pie y con la otra mano jalo el colchón de un extremo. Este cayó a sus pies y con cuidado acostó a Isa en el, él se acomodó sobre ella abriendo sus piernas para entrar entre ellas. Isa estaba muy cansada y lo dejo hacerle lo que quisiera, Iván ya estaba dispuesto de nuevo y besaba el cuerpo de Isa. Ella comenzó a excitarse de nuevo, y comenzó a acariciar su espalda con intensidad, Iván se acomodó y fue penetrándola suavemente está vez. Isa retrajo sus piernas hasta su cuerpo permitiéndole mayor penetración. Iván la tomó de sus nalgas y comenzó a bombearla fuertemente, ambos volvían a disfrutar de estar unidos nuevamente. Isa acercó su rostro e Iván la beso con intensidad, mordisqueaba su labio inferior y lo soltaba, Iván tomó las piernas de Isa y las acomodó en sus hombros para darle más duro.

- amo estar dentro de ti - jadeaba Iván.

- esto es tan rico - jadeaba Isa en respuesta.

Iván intensificó sus movimientos y pronto estaban los dos gimiendo fuertemente su orgasmo, Iván la liberó y se acostó a un lado, con medio cuerpo salido del colchón.

- Gabo está haciendo el desayuno - declaro Iván jadeante aún

Isa se tornó toda roja - ¿nos habrá oído?

- no creo - mintió Iván con una sonrisa.

Isa se sintió aliviada, las piernas le temblaban un poco, Iván la beso en la boca y acarició su cabello - vamos a vestirnos - sugirió Iván poniéndose de pie.

Isa lo veía de cabeza, no quería moverse, entre sus piernas débiles y el fluido escurriendo de su vagina se sentía incómoda pero feliz. Iván saco un short de un cajón y se lo puso así, luego saco una camiseta de tirantes blanca y cubrió su pecho, Isa no se movía y le preocupó.

- ¿qué pasa amor? - pregunto Iván acercándose.

- mis piernas están muy cansadas y … - señaló Isa su entrepierna.

Iván vio la vagina de Isa, era hermosa ahora que la veía con la luz del día, no entendía que le pasaba, fue por una de sus camisas para vestirla, aunque Gabriel fuera gay no quería que la viera desnuda. Iván la sentó en la cama con lo que más fluido salió de su interior sintiéndose muy avergonzada, Iván captó entonces y se quitó la camiseta para secarle lo mejor que pudo.

- lo siento, deseaba llenarte de mí y no pensé - declaro Iván apenado.

Isa sonrió y acarició su rostro, él continuó secando su vagina hasta que dejó de fluir. Iván se paró y le brindó su mano para ayudarla, Isa la tomó y se paró, sus piernas volvían a estar bien. Iván fue por otra camiseta y ella por un calzón, ambos se vistieron y salieron del cuarto directo al comedor, tomaron asiento, Isa estaba sonrojada evitaba ver a Gabriel.

- huelen a sexo - manifestó Gabriel tomando asiento junto a Iván.

Isa se sintió culpable e Iván le tomó la mano, - yo le hice el amor a mi novia - contesto Iván orgulloso.

- ¡¡ felicidades !! - grito Gabriel emocionado.

- gracias - respondió Iván sonriendo sin soltar a Isa.

- desayunemos y luego veremos cómo arreglar tu desmadre - comento Gabriel metiéndose la cuchara en la boca.

Los tres desayunaron en silencio, Gabriel solo sonrío cuando su mirada se cruzó con Isa, ella se sentía avergonzada pero cada vez más cómoda. Al terminar el desayuno Iván llamo al trabajo para justificar su falta, una resaca terrible mintió pero era lo esperado después de su cumpleaños, aunque él nunca había faltado. Gabriel e Isa investigaron que hacer en su caso extraño e hicieron cita con una ginecóloga al día siguiente, después Gabriel decidió dejarlos solos todo el día para que disfrutarán estar solos. Iván aprovecho para hacer suya a Isa varias veces más, para cuando Gabriel volvió a casa a cambiarse estaban en la sala viendo una película.

Al día siguiente Iván se fue a trabajar como cada mañana, pero antes de irse le hizo el amor a Isa sobre su colchón en el piso, dejándola dormir un poco más. Gabriel e Isa desayunaron y fueron a la cita con la doctora, Gabriel entró con ella y le explicó a groso modo que Isa no sabía nada de sexualidad, no tenía regla y que tuvo sexo sin protección. La doctora les dio una pastilla del día siguiente, la examinó, físicamente no encontró nada mal en ella, le explicó lo que necesitaba saber y le mando varios estudios, volverían en unos días.

Por la tarde vieron a Iván, comieron juntos y Gabriel se quedó solo hasta que Iván volvió al trabajo, está vez Gabriel les había dejado una caja grande de condones en el cuarto. El sábado Iván y Gabriel llevaron a Isa a hacerse todos los estudios que le mandaron, por la tarde los tres fueron a visitar un museo, Gabriel se sentía incómodo con los enamorados derramando miel todo el tiempo. El domingo irían a ver a los padres de Iván, deseaba presentarles a Isa cómo su novia, Gabriel se sentía feliz por ambos aunque derramarán tanta miel. Los padres de Iván prepararon una gran comida e invitaron a varias de sus amistades para seguir festejando a Iván y su noviazgo una vez que se enteraron.

El lunes Iván fue a trabajar, Gabriel e Isa fueron por los resultados faltantes y volvieron con la doctora. Debido a la pobre alimentación de Isa junto con las golpizas que le propinaban ella presentaba algunos problemas de anemia entre otras deficiencias médicas. Le mandaron algunas vitaminas y medicamentos que le ayudarán a estar mejor, eventualmente tendría su periodo normalmente aclaró la doctora. Iván los vio por la tarde que había ido a comer, platicaban un poco los tres y después Iván se encerraba con Isa hasta que tenía que irse a trabajar.

Iván estaba realmente enamorado, su vida había cambiado tanto en tan poco tiempo, era tan feliz de tener a la mujer que había amado por tanto tiempo con él pero siempre le quedaba la incógnita de ¿quién le había hecho daño?. Esa tarde Gabriel se fue tan pronto llegó Iván, tenía una cita es todo lo que les dijo y salió de casa con su gran sonrisa. Iván sonrió, tenían la casa para ellos dos solos, comenzó a zafarse la corbata y quitarse la camisa, Isa lo veía con llamas en los ojos y él no se podía resistir a sus encantos. Isa siempre traía a mano unos condones porque Iván solía olvidarse de ellos en su deseo de hacerla suya, lo que a Isa le encantaba. Iván había dejado su ropa regada en el piso, alcanzó a Isa antes de entrar a la recámara y ahí mismo metía sus manos por entre la ropa de ella para intentar desnudarla mientras se la comía a besos. Isa amaba su nueva vida también, estaba con el hombre más especial que conocía, su amigo, su novio, su primer amor, se alegraba cada día de despertar a su lado y hacerlo feliz, estaba tan feliz y enamorada que casi había olvidado su terrible pasado. Iván logro desnudar a Isa, ella se abrazaba a su cintura con las piernas, y él tenía sus manos masajeando sus nalgas.

- ¿qué posición nos toca hoy? - preguntó Iván excitado.

- la qué tú quieras amor - contesto Isa agitada.

Iván la llevo directo al tocador recargando sus manos sin soltarla, Isa seguía besando su cuerpo con deseo sin prestar mucha atención. Iván no sé había quitado el bóxer aún y no deseaba soltarle su rico trasero, amaba esa mujer y hacerle el amor todo el tiempo, liberó su trasero a su pesar. Llevo su mano izquierda directo a su bóxer para liberar a su amigo y con la derecha guiaba el rostro de Isa para besarla en la boca con pasión. Isa recorrió su cuerpo hasta llegar a su boca, dilatando el deseo de ambos por fundirse de nuevo, lamió delicadamente sus labios y luego lo beso tiernamente, Iván solo cerraba los ojos disfrutándola. Isa sintió la mano de Iván intentando liberar su pene debajo de ella, así que lo ayudó con sus dos manos, dándole el condón a él. Iván sonrió y abrió el preservativo con los dientes para entre los dos colocarlo y acomodarlo en la entrada de Isa.

- te haré mía en toda la casa - anunció Iván excitado.

Isa se mordió los labios en deseo y él empujó suavemente su duro mástil dentro de ella, sus manos recorrían su espalda y brazos mientras Isa se aferraba a su cuello y hombros.

- te amo tanto Iván - gimió Isa cuando lo sintió como llegaba hasta el fondo de su interior.

Iván le mordió el contorno de su rostro y la barbilla para bajar en suaves mordidas por su cuello, Isa tomaba su cabello en mechones gozando de los movimientos de él. Ella no había soltado su abrazó con las piernas en todo ese tiempo, solo lo aflojó para permitirle bajar su bóxer que seguía en las piernas de Iván. Él acomodaba las piernas de Isa para lograr una mayor penetración si le era posible, amaba oírla gemir por su culpa y esa tarde ella estaba bastante ruidosa lo que aceleraba más la excitación de él. Isa enterró sus uñas en la espalda de Iván durante un delicioso orgasmo, pero eso no lo detuvo de seguirle dando con intensidad, las pocas cosas sobre el tocador rodaban por el piso con tanto golpeteo.

- te amo - dijo Iván entrecerrando los ojos y aumentando sus embestidas a toda marcha.

Isa sabía que estaba próximo a venirse y lo atrajo aún más a su cuerpo si era posible, llevándola a un nuevo y delicioso orgasmo en el que ambos se fundieron en un beso mordelón. Iván siguió bombeando un poco más, salió con cuidado de la vagina de Isa, quitándose el condón con cuidado.

- te amo Isa - declaró Iván con su gran sonrisa y pegando su rostro al de ella.

- y yo a ti amor - contesto Isa antes de besarlo en la nariz.

Iván la agarró de las caderas y la cargo de nuevo, Isa se aferraba a su cuello con las manos y a su cintura con las piernas. Iván caminaba lento, el bóxer no le permitía mucho movimiento, fue directo a la cama donde se acostó con ella aún abrazada. Isa soltó el abrazo de sus piernas quedando recostada sobre él, ella subía y bajaba con su respiración y ambos se veían de frente embelesados. Iván llevo su mano derecha hacia Isa, llevando algunos de sus mechones detrás de su oreja para lograr ver su rostro. Isa sonreía haciendo figuras en el pecho de Iván mientras recargaba su barbilla en su otro brazo.

- Eres muy sexy - admitió Isa admirándolo.

- Tú eres la sexy - corrigió Iván con su gran sonrisa.

- deja de usar camisetas por un tiempo - pidió Isa sonriendo.

Iván suspiro, - entonces verán mi horrible cuerpo -

- ¿por qué piensas que es horrible? - preguntó Isa sin dejar de acariciarlo.

- estoy gordo, tengo varias cicatrices y doy asco - confeso Iván apenado.

- yo tengo cicatrices también, muchas más qué tú - aclaro Isa viéndolo a los ojos - ¿soy fea y asquerosa? -

- no amor, no, tú eres tan hermosa como una modelo de revista - manifestó Iván apenado.

- tú también eres tan guapo y sexy como un modelo - sonrió Isa.

- pero mi …