Un poquito de nanai antes de alguna cochiná.