Quizás hayas escuchado el término "generación" cuando, revisando posibles computadoras para comprar te dicen que un procesador de X generación va a ser más rápido que este de Z generación, o cuando ves en los comentarios de publicaciones de Instagram donde vendan un equipo a otras personas preguntando "cuál es la generación de esa computadora".

Normalmente, todo esto de la generación de un procesador es simple: Cada año, una nueva gama de procesadores que están diseñados bajo la misma microarquitectura que es presentada por Intel o AMD, los dos principales actores en el mercado de CPUs.

Especialmente con el primero, Intel, las generaciones toman mucha relevancia desde el momento que presentaron Intel Core en 2006, cuando Pentium M (para laptops), Pentium Dual Core, Core Solo y Core 2 Duo (para desktops) eran las primeras entradas de Intel en el mercado de los procesadores multinúcleo (si bien el Pentium 4 HT pudiese considerarse uno de los primeros, Hyper Threadding no significa núcleos físicos. Y AMD fue el primero en sacar procesadores con varios núcleos con el Athlon X2).

Además, cada generación (o cada dos generaciones, como en el caso de las más recientes 8va y 9na, y la 10ma y 11ma generación de Intel Core) puede cambiar el socket del procesador, el sitio donde se coloca el procesador en la tarjeta madre de tu computadora. Por lo que si una generación tiene tales avances que requieren algún cambio de plataforma, vas a tener que hacer un cambio completo de procesador, tarjeta madre y, en algunos casos, memoria RAM.

Intel Core i3, i5, i5 e i9

Todo empieza a cambiar una vez que Intel decide mejorar su numeración con la entrada de los Core i3, i5 e i7 en sus microarquitecturas Nehalem y Westmere. Esto con el fin de simplificar la identificación de los procesadores de acuerdo a las gamas en las que se encuentran. Por ejemplo, un Intel Core i3 530 se consideraba un procesador básico con respecto a un Core i5 750, uno de gama media. Y este era superado por uno como el Core i7 860, uno de los más avanzados. Simple, ¿verdad?

No tanto. Intel decide cambiar un poco más ese esquema, haciendo mejoras a esos números que están luego del branding del procesador; aquí es donde podemos distinguir con mayor facilidad cuál generación de procesador estamos viendo.

En este caso, revisemos uno de los procesadores más populares, el Core i5 2500K, vendido en muchos de los equipos OEM refurbished en casi toda Venezuela (incluso 10 años después)

Según Intel en ese momento:

  • "Intel Core" (en azul oscuro) es la marca o branding del procesador. También puede ser "Pentium" o "Celeron"

  • "i5" (en amarillo) es el modificador de dicha marca o branding. Esto puede avanzar desde Core i3, i5, i7 o i9, siendo los más cercanos al i9 los que poseen mejor rendimiento y características.

  • "2500" es el modelo del procesador, donde el "2" (en azul claro) indica la generación. En este caso, el Core i5 2500K es un procesador de 2da generación. Los números que están luego de ese indicador de generación te dicen qué modelo de procesador es, siendo los de números más altos aquellos con mayor rendimiento dentro de la misma marca (por ejemplo, el Core i5 2500K es mejor que el Core i5 2400, pero no es superior al Core i7 2600). Normalmente, estos son 4 dígitos que pueden o no estar seguidos de una letra (hasta la 9na generación)

  • "K" es un modificador de dicho modelo de procesador. Pueden venir con varias opciones como "F" que significa que requiere una tarjeta de video y "G" que incluye gráficos integrados (puedes usar la computadora sin comprar una tarjeta de video), "U" que está diseñado para equipos de ultra bajo consumo como laptops, "X" y "XE" que son modelos especiales para alto rendimiento sin restricciones, y "K" que son aquellos con un multiplicador desbloqueado, permitiendo hacer overclocking (aumentar la velocidad de reloj del procesador para mayor rendimiento).

¿Qué ha cambiado desde entonces con las generaciones?

¿Básicamente? No mucho. Excepto que pareciera que a Intel se le acabaron las ideas con las más recientes generaciones, donde quizás se pueda hacer un poco confuso el hecho de que ahora pueden ser más dígitos en el modelo del procesador, o incluso menos.

Usando uno de los ejemplos más complicados que quizás jamás vamos a ver en venta, pero que nos puede ayudar a explicar lo nuevo en laptops por ejemplo es este Core i7 1185G7E, uno de los procesadores más nuevos para plataformas integradas:

  • La marca y su modificador "Intel Core i7" (en azul oscuro y amarillo)

  • La generación "11" (en azul claro)

  • El modelo del procesador "85" (en verde claro). Mientras más alto sea este número comparado con otros de su misma marca, modificador y generación, mejor rendimiento y características.

  • La parte nueva: "G7" (en morado). "G" es un modificador que indica la presencia de gráficos integrados, muy importante en los equipos portátiles más recientes con un procesador Intel. El número "7" que le sigue indica su nivel de rendimiento, en una escala del 1 al 7. Mientras mayor sea este número, mejor será el rendimiento en aplicaciones gráficas como reproducción y edición de video y juegos. Cabe destacar que esto solo lo verás en equipos portátiles como laptops, equipos dos en uno (esos que pueden ser una laptop o una tablet), y equipos todo en uno.

  • Finalmente "E", que indicaría que el procesador viene ya integrado en un sistema embebido (de esos que se encuentran en pantallas inteligentes de centros comerciales, por ejemplo). Esto es igual que en generaciones previas donde el uso de otras letras como "K", "X", "XE" o "U" significa qué tipo de procesador se incluye o qué funciones y características posee. Adicionalmente, el uso de la letra "H", "HK" o "HQ" indican un equipo portátil de mayor rendimiento, ya sea con multiplicador desbloqueado (por la letra "K"), o de cuatro núcleos (por la letra "Q") respectivamente.


En el caso de equipos de escritorio (desktops), la única diferencia es la presencia de 5 dígitos, en vez de 4, dado el cambio de 9na generación a 10ma generación y posteriores. Básicamente, tenías un Core i7 9900K, y el modelo del año siguiente era un Core i7 10900K. Misma nomenclatura, pero con un "10" como indicador de 10ma generación, un número más.

¿Qué ocurre en el caso de AMD?

AMD había estado ausente en esta competencia de procesadores con mejor rendimiento y funciones hasta que lanzó Ryzen como competidor del Intel Core. Al igual que Intel (quizás demasiado parecido a Intel), utiliza los modelos Ryzen 3, Ryzen 5, Ryzen 7 y Ryzen 9 para indicar el nivel de rendimiento y características entre dichas marcas, siendo Ryzen 9 la más alta de todas.

AMD no se complicó mucho con el tema de las generaciones, aún cuando se parece mucho a lo que hizo Intel desde la segunda generación. El problema con ellos es que llamar tal procesador Ryzen "de X generación" puede generar confusión, dado que para AMD las generaciones van por la arquitectura Zen, y pues...

  • Ryzen 1000 sería como una primera generación Zen, pero algunos de sus modelos entran bajo la siguiente Zen+, como los famosos Ryzen 3 1200 AF y Ryzen 5 1600 AF.

  • Zen+ incluye a la mayoría de los Ryzen 2000, a excepción de los que poseen gráficos integrados, que están basados en Zen.

  • Zen 2 incluye a todos los Ryzen 3000, a excepción de los que poseen gráficos integrados, que están basados en Zen+.

  • Ryzen 4000 no es 4ta generación, pero es mejor que Ryzen 3000 y solo para equipos portátiles y algunos desktops OEM.

  • Zen 3 incluye a todos los nuevos Ryzen 5000, incluso los de equipos portátiles. Aquí es donde quizás empiece a mejorar la cosa... Pero como es el 5to año de Ryzen usando el mismo socket AM4, probablemente habrá cambios.


Aunque esto pueda hacer que Ryzen luzca muy complicado (y de verdad no les hacía falta complicarse tanto), es relativamente fácil identificar qué significa cada parte del modelo de un procesador AMD Ryzen:

  • "AMD Ryzen" (en rojo) indica la marca y submarca del procesador. Aparte de solo Ryzen, tienes la marca Ryzen Threadripper, que son aquellos procesadores destinados a los equipos de más alta gama disponibles, con mayor cantidad de núcleos, rendimiento y características. Son equipos más especializados que la mayoría de los usuarios no necesitan, pero que es lo más avanzado que AMD tiene para ofrecer para ese porcentaje de usuarios avanzados, similar a Intel con los modelos con el sufijo "X" y "XE".

  • "7" (en amarillo) que indica el segmento de dicho procesador. Al igual que Intel, AMD decidió usar los mismos 3, 5, 7 y 9 para indicar el grado de rendimiento que dichos procesadores poseen. Mientras más alto, mayores prestaciones, características y funciones poseen.

  • "2700" es el modelo del procesador, donde ese "2" (en azul claro) pudiese usarse de manera similar a las generaciones de Intel, excepto en el caso de los procesadores con gráficos integrados (aquellos con la letra "G" al final). El "7" (en azul oscuro) puede indicar qué nivel de rendimiento posee el procesador dentro del mismo segmento; puedes encontrar por ejemplo que el Ryzen 7 3700X y el Ryzen 7 3800X siguen siendo Ryzen 7, pero el 3800X es superior. De igual manera, el "00" (en verde) puede diferenciar entre modelos del mismo segmento aún más, como es el caso del Ryzen 3 3200U y el Ryzen 3 3250U, muy populares en equipos portátiles.

  • Finalmente, el modificador "X" (en morado). Similar a Intel, cada letra en este apartado indica una característica en particular. En el caso de la "X" significa que es un procesador de alto rendimiento, normalmente con aumentos en la velocidad del procesador, como en el caso de el Ryzen 7 2700 vs el 2700X, siendo este último una versión "tuneada" de fábrica del primero. Para equipos portátiles de alto rendimiento o "gamer", la equivalencia serían los procesadores con la letra "H".
    La letra "G" indica la presencia de gráficos Radeon integrados. Comparados con los de Intel, estos suelen ser de mucho mejor rendimiento a tal punto que pueden solventar la necesidad de una tarjeta de video dedicada temporalmente para luego actualizar en un futuro cercano, una de las razones por las cuales Ryzen es muy apreciado en la comunidad DIY.
    La "U" para los procesadores de bajo consumo, ideales para equipos portátiles ultra delgados.
    Y la letra "T" se ha usado como para denotar un procesador que es mucho más potente que su predecesor con letras "H" o "X". De esta manera, si ves un Ryzen 7 3700XT, estás viendo la versión más potente del Ryzen 7 3700X, que a su vez era la versión más potente del Ryzen 7 3700. Quizás un poco confuso, pero razonable.

Resumen

El TL;DR de esta historia: Las generaciones de procesadores son más sencillas en Intel, donde a partir de la 2da generación (todos esos Intel Core i3, i5 e i7 con modelos que empiezan en 2000), la generación se identifica por el primer número del modelo del procesador (o los primeros dos números, en el caso de la décima generación en adelante).

Mientras mayor sea este número, más reciente es el procesador, por lo que este dato debe ser el más importante en tu decisión de compra de tu próximo equipo con procesador Intel (aparte de otras variables como más memoria RAM, almacenamiento y gráficos). Por ejemplo: Si te ofrecen un equipo OEM con procesador Intel Core i5 de segunda generación al mismo precio que un Intel Core i5 de tercera generación, el de tercera generación es sin lugar a dudas la mejor opción, solo por ser más reciente y costar lo mismo (e incluir mejores características y mayor rendimiento).

Aunque el uso de "generación" es algo que puede complicar las cosas en el caso de AMD, sobre todo en el caso de procesadores con gráficos integrados (aquellos que tienen una letra G al final), identificar cada Ryzen por el modelo suele ser sencillo. Mientras mayor sea ese número, el procesador es más reciente, con mejoras en muchas áreas como rendimiento, gráficos y características.

Al igual que Intel, el primer número de cada modelo indica qué tan reciente es el procesador, pero no necesariamente indica que sea de tal o cual generación de la arquitectura Zen que poseen. Por ejemplo, un Ryzen 3 3200G puede ser inferior a un Ryzen 3 3100 tan solo por el hecho de que al ser un procesador de gráficos integrados, basado en Zen+ vs. el 3100 que es un Zen 2, con mejoras en la arquitectura y, por ende, mayor rendimiento a pesar de la carencia de gráficos integrados.

Y sobre esto último, tanto como en Intel como AMD pueden añadir sufijos al modelo del procesador, con letras como G, X, K y U, donde cada una representa una característica adicional que posee dicho CPU. Puedes encontrar procesadores como el Intel Core i7 9700 y el 9700K, donde ese último posee un multiplicador desbloqueado que permite mejorar el rendimiento a través del overclocking, mientras que el primero no posee dicha habilidad. O el ya mencionado AMD Ryzen 3 3200G que posee gráficos integrados, por lo que no necesitas una tarjeta de video para colocar el equipo a funcionar, lo que puede significar una buena forma de iniciar en una plataforma y actualizar luego en un futuro.

Con información de Intel, Wikipedia (AMD Ryzen, Intel Core) y MyNextTechGadget