Bienvenidx a este espacio mágico una vez más !

Siempre quise escribir acerca de la ley de la atracción porque siento que suele ser mal interpretada y algunas personas suelen caer en mitos fantasiosos en su práctica, diciendo que es una falsa y que no sirve. Entonces mi idea para esta publicación es que puedas conocer todo acerca de la ley de la atracción, consideraciones a tomar en cuenta y cómo usarla correctamente. Tiene ciertas cositas que tomar en cuenta, no basta con solo decir ''quiero esto o aquello'' para manifestar. Es todo un trabajo de toma de consciencia acerca de cómo pensamos, actuamos, y hablamos.

Para esta publicación me basé en un libro llamado La ley de la atracción, mitos y verdades sobre el secreto más extraño del mundo del Dr. Camilo Cruz. Les recomiendo mucho este libro, sobre todo si ya leyeron el libro de El Secreto. Todas las citas e ideas encontradas a lo largo de este post estan fundamentadas sobre este libro.

La ley de atracción (en pocas pablaras) establece que podemos atraer hacia nuestra vida aquello en lo que enfocamos nuestra atención constantemente. Concentra tu atención en cosas positivas y atraerás cosas positivas, concentra tu atención en negatividad y atraerás mas situaciones negativas.

Para confirmar lo que postula la ley de la atracción como una hipótesis, un modelo, una ley o simples suposiciones sin datos ni basamentos primero hay que entender las diferencias entre estos términos.

Una hipótesis es una proposición o afirmación provisional y exploratoria sobre la veracidad o falsedad de un concepto que aún no se confirma.

La palabra modelo se usa para referirse a algún fenómeno, evento o hecho observable. Su objetivo es poder presentar una teoría que explique el cómo y el porqué de ese fenómeno.

Una ley científica es según la real academia española ''regla y norma constante e invariable de las cosas'' y también define ley universal como una ley que es válida cualquiera que sea la naturaleza de los cuerpos en los que se aplica. Veremos que lo que establece la ley de la atracción es observable y hay miles de pruebas, aunque sin embargo, es inexplicable. Por eso ciertamente es una ley, ya que está lejana a ser una hipótesis o modelo.

¿Y a cuál rama de la ciencia pertenece la ley de la atracción si es una ''ley científica''?

La rama que más se adecúa a esta ley es la de las Ciencias Sociales, por mucho tiempo los psicólogos han diseñado diferentes modelos y pruebas para determinar cómo es que a personalidad, la manera de pensar y los rasgos relativamente permanentes que caracterizan a una persona influyen en su comportamiento, desarrollo, emociones y conductas.

Todo comienza con nuestra visión del mundo

Lo primero y lo más importante es reconocer lo que hay en tu interior, porque eso que se halla allí dentro es lo que se refleja en el mundo exterior. Todos debemos saber que la felicidad inicia por nosotrxs, y con esto no quiero decir que no existan privilegios, porque sí que los hay y claro que es fácil mantener una actitud positiva y optimista cuando se vive en condiciones ideales. El verdadero reto viene cuando se vive en las condiciones más difíciles y hostiles, cuando estamos en conexión con nosotrxs y podemos equilibrar esta parte, si no podemos hallar la felicidad en nuestro interior en estas condiciones no podremos hallarla en ninguna parte.

Nuestros pensamientos se convierten en hábitos y los hábitos en circunstancias.

La ley de la atracción establece que lo igual atrae su igual, entonces, si mantenemos pensamientos dañinos y perjudiciales estos se convierten en hábitos que atraen y producen confusión y debilidad, y éstos, a su vez, se manifiestan en circunstancias indeseadas.

''Puesto que todo atrae su igual, los pensamientos de temor, duda e indecisión se cristalizan en hábitos que paralizan e impiden actuar al ser humano; hábitos que conducen al fracaso, la escasez, y la dependencia. Los pensamientos de odio y condena se vuelven hábitos de acusación y violencia, los cuales se convierten, a su vez, en injuria y persecución. Los pensamientos egoístas de todo tipo se transforman en hábitos que atraen angustia y frustración.

Por otro lado, los pensamientos nobles de cualquier tipo se manifiestan en hábitos de prosperidad y bondad, y estos, a su vez se tornan en felicidad y bienestar. Los pensamientos virtuosos de convierten en hábitos de autocontrol y dominio de sí mismo, que atraen paz y tranquilidad. Cuando albergamos en nuestra mente pensamientos de autoconfianza y decisión, creamos hábitos de valor y coraje, que se traducen en éxito, plenitud y libertad. De igual manera los pensamientos de amor y compasión se vuelven hábitos de desprendimiento, que atraen la prosperidad perdurable y la riqueza verdadera a la vida de quien los alberga''.

Por eso es tan importante que cuidemos nuestros pensamientos, ya que las creencias se moldearán en gran medida por lo que observamos y pensamos. Si queremos ser seres abundantes debemos dejar de enfocarnos en la pobreza, y no hablo solo de abundancia material, si no abundancia de amor y espiritual ✧.

El poder de las imágenes mentales

Varios estudios científicos han comprobado que las imágenes que formamos en la mente son tan poderosas que fácilmente logran provocar respuestas en el organismo. Este fenómeno fue descubierto por un psicólogo de la universidad de Stanford llamado Steven La Berge quien a través de diversos estudios demostró que el cerebro es incapaz de distinguir entre una experiencia real y una experiencia vivamente imaginada. Es decir, si pensamos en cualquier cosa y logramos imaginar el color, sabor, olor y emociones, nuestro sistema nervioso y cerebro no lograrán discernir si lo que estamos experimentando es real o si es nuestra imaginación. Para el cerebro siempre será real. Esto es más o menos lo que nos pasa con las películas y novelas, a nuestro cerebro le cuesta discernir entre personajes creados de forma ficticia y la realidad, por eso nos conmovemos, emocionamos, nos da rabia o entristecemos ante alguna situación que nos provoque.

Hay un ejemplo muy común que se usa para demostrar esto y es visualizarte a ti mismx cortando un limón a la mitad y luego llevándolo a tu boca para probar su jugo. Aunque sea tan solo una visualización seguramente tus glándulas salivares habrán respondido a esa imagen mental.

Este y otros ejemplos nos ayudan a comprender el poder de las imágenes mentales, estas tienen el poder de afectar nuestras funciones fisiológicas, nuestras emociones y actitudes. Es por eso que las imágenes mentales que construimos día a día son tan importantes.

El diálogo mental que mantienes contigo mismx es importante

Absolutamente todxs los seres humanos mantenemos un diálogo interno activo ya sea en voz alta o mentalmente de aproximadamente 14 horas. Estamos siempre hablando con nosotrxs mismxs, preguntándonos y respondiéndonos. El diálogo interno nunca se detiene.

''Hablar con uno mismo, meditar, reflexionar, o cuestionarse, es una forma de programar y reprogramar nuestra mente, de afirmar nuestros valores, de establecer creencias o ideales acerca de diferentes situaciones o personas, o de formar opiniones acerca de nosotros mismos, de nuestro potencial o de nuestras debilidades''.

Esto demuestra que somos lxs únicxs responsables de sabotear nuestro diálogo interno. Un ejemplo claro de esto puede ser cuando una persona va a rendir un examen y se anticipa al fracaso repitiéndose ''no podré hacerlo'' o ''no soy lo suficientemente buenx para aprobar''. Es una triste realidad. Las personas se pasan mucho más tiempo pensando en situaciones negativas que AUN NO HAN SUCEDIDO en vez de pensar desenlaces positivos. Están constantemente creando falsas creencias acerca de su propio potencial debilitándose inconscientemente.

''Así que vale la pena detenernos a pensar qué clase de imágenes estamos dibujando en nuestra mente y en la mente de dos demás con nuestro diálogo interno.

Si le decimos a un niño que es ''un fracasado'' o ''un bueno para nada'', ¿qué clase de imágenes formará este niño en su mente? y, más importante aún, ¿cómo afectarán dichas imágenes?''

El diálogo que tienes contigo también es capaz de fortalecerte o debilitarte. La ley de la atracción explica que si las respuestas que recibes de ti mismx crean sentimientos y emociones negativas es porque estas formulando preguntas erradas.

En vez de preguntarte ¿Por qué esto me sucede a mi? mejor pregúntate ¿Qué lección puedo aprender de este problema?

Y así sucesivamente, la ley de la atracción nos invita a que mantengamos un diálogo que nos fortalezca, entonces podemos comenzar a formular preguntas que nos empoderen.

¿Cómo puedo transformar esta situación difícil a mi favor?

  • Recuerda: La programación negativa es el resultado de expresiones o generalizaciones que utilizamos a menudo, sin detenernos si quiera a calcular su validez. Afirmaciones como ''nada me sale bien'' desarman y limitan, y quizás ni siquiera sea una apreciación válida de la realidad. Porque lo cierto es que cuando alguien dice ''nada me sale bien'' generalmente lo que quiere decir es que ''las dos últimas cosas que he intentado no me han salido como hubiese querido''.

Cómo redireccionar tu diálogo interno:

  • 1. Identifica cuáles son las expresiones que sueles usar con mayor frecuencia, especialmente aquellas que te debilitan y te limitan ¿Esas expresiones te ayudan o te perjudican? Hazte esa pregunta a ti mismx. Cuestiónate si te están ayudando a crecer o si están debilitando tu autoestima.

  • 2. Descubre de dónde vienen esas expresiones ¿Cómo llegaron a tu mente? Quizás fue un familiar o un amigo quien una vez te dijo algo debilitante y se grabó en tu subconsciente. Lo cierto es que seguramente esa persona ya no forma parte de tu vida, pero aún así tomas su comentario como una verdad absoluta acerca de ti mismx.

  • 3. Pregúntate si estas afirmaciones o expresiones que forman parte de tu diálogo interno son ciertas o no ¿Eres incapaz? ¿Eres poco creativx? ¿Eres un fracaso? Seguro que no.

  • 4. Elimina estas expresiones de tu vocabulario. Justo ahora toma la decisión de hacerlo y comprométete contigo mismx a no volver a usarlas. Ten cuidado de cómo te expresas cuando te refieres a ti mismx.

  • 5. Escribe una serie de expresiones que reafirmen tu verdadero potencial y dibujen imágenes mentales de lo que realmente quieres ver.

''Soy excepcionalmente capaz''

''Soy atractivx''

''Soy una persona muy creativa''

Exprésalas con fe y convicción cada día, y verás como poco a poco vas a notar cambios en ti, en tu vida, en tu confianza.

La actitud mental

Ojito que acá es donde muchas personas se confunde.

Uno de los mitos más comunes que se tienen de la ley de la atracción es que se cree que con mantener una actitud positiva ante un problema esto hará que todo se solucione por arte de magia y esto obviamente no es cierto. Lo que hace la ley de la atracción no es hacer desaparecer problemas como muchos malinterpretan, en realidad ayuda a determinar el impacto que tienen estas situaciones complicadas en la vida de una persona.

Se trata de poder acceder a un estado mental que ayude a sobreponerse ante los problemas o imprevistos. Hay personas que no superan nunca los inconvenientes insignificantes tales como lluvias que arruinaron sus planes o inconvenientes de otro tipo que ''arruinaron un día perfecto'' y pasan incluso años y todavía se acuerdan porque están constantemente enfocados en ''lo mal que les sale todo''.

La actitud positiva no permite lograr ''cualquier cosa'', lo que hace es ampliar la visión, de manera que podamos hacer todo con una mejor actitud que la negativa, que claramente nos limita. Una actitud mental positiva ayudará a darnos la oportunidad de aprovechar al máximo el potencial que hay en nosotrxs y a obtener los mejores resultados que podamos alcanzar.

Otra cosa a tomar en consideración es que sólo podemos atraer aquello a lo que estamos dispuestos a pagar el precio, en términos de hábitos que cultivemos y nos obliguemos a desarrollar, las acciones que tendríamos que llevar a cabo.

El condicionamiento negativo

El condicionamiento negativo en la ley de la atracción nos habla de aquellos pensamientos que mantenemos en nuestra burbuja e inconscientemente seguimos atrayendo todo lo que en realidad queremos evitar.

''No basta con querer cambiar o ser consciente de esto (...) La única opción es hacerlo. Si deseas ver cambios en tu comportamiento y en tu vida, tal vez necesites revisar de qué manera has programado y dirigido tu mente hasta el día de hoy''.

Ojo con el estado mental de mediocridad constante

Algunas personas se condicionan a ideas que expresan ''curas milagrosas'' para todos sus males, o soluciones rápidas que no exijan esfuerzo ni un cambio de comportamiento, y menos aún, el que tengan que entregar algo a cambio.

Estas creencias se expresan de esta forma:

''Si me gano la lotería... entonces seré feliz''

''Si me aumentan el sueldo... entonces se acabarán mis problemas económicos''

''Si viviera en otro sitio... todos mis problemas se acabarían''

¿Ves la similitud? Es la expresión de una constante infelicidad que busca curas milagrosas sin suponer un mínimo esfuerzo de nuestra parte. Lo que se necesita es poder analizar las razones o causas que producen la infelicidad, los problemas económicos o los problemas en las relaciones de pareja.

Esto me hace llegar hasta el siguiente punto, que habla de las circunstancias, muchas veces las personas hablan de que su fracaso es debido a sus circunstancias y se aplica el estado mental de mediocridad.

Por eso quiero traer el siguiente ejemplo para que piensen y reflexionen:

Cuando dos personas viven en el mismo ambiente y tienen una misma profesión, uno se vuelve más exitoso y rico mientras que el otro permanece pobre, esto demuestra que el ser rico no es una cuestión de ubicación. Claro que hay ambientes favorables que pueden ser más propicios para unos que otros. Pero cuando tenemos dos personas en el mismo negocio, en la misma ciudad, y uno se enriquece y mientras que el otro fracasa, lo que esto indica es que alcanzar la riqueza es el resultado de hacer las cosas de cierta forma, no de las circunstancias.

''La ley de la atracción establece que mientras algunas personas desarrollan hábitos de éxito y poseen una mentalidad de abundancia que les permite crear y aprovechar oportunidades, otras han adquirido hábitos que las mantienen quebradas financieramente'' (...) y espiritualmente. ''Poseen mentalidad de pobreza y escasez, capaz de disipar la más grande de las fortunas. De hecho, se ha sabido de personas que heredaron enormes fortunas o se ganaron la lotería, sólo para encontrarse nuevamente en la pobreza años más tarde''.

La ley de causa y efecto

''El ser humano está gobernado por leyes, no por el azar o la suerte''.

Sócrates se refirió a ella como la ley de la causa y el efecto. Newton la denominó la ley de la acción y la reacción. La Biblia incluso tiene un fragmento ''cosecharás lo que hayas sembrado''. Emerson la llamó la ''ley de la compensación'' y al referirse a ella decía: ''Todo acto crea su propia recompensa, todo crimen es castigado y toda virtud es premiada''. Él afirmaba que hay una causa para todo efecto; si hay humo, es señal de que seguramente hay fuego. Todxs nosotrxs nos encargamos de producir acciones o causas diariamente.

Esta ley afirma que todo causa tiene un efecto y así como lo he mencionado antes, cuando tenemos diversos problemas la actitud que más nos puede ayudar es una actitud receptiva en donde nos permitamos analizar las causas que han determinado que esos problemas fueran el efecto. Si cambiamos las causas podremos cambiar los efectos y esa es la verdad acerca de esto.

Puede que esto sea como una bofetada para las personas que viven bajo efectos negativos, y no estoy queriendo decir que si tú te encuentras en un problema es porque quisiste, al contrario, inconscientemente tomaste decisiones que te llevaron hasta dónde estás ahora. No eres una víctima de las circunstancias, una vez alcanzas la mayoría de edad y tienes un uso consciente de tus recursos, de tus decisiones todo lo que sigue ha sido efecto de tus decisiones.

Y si piensas ''es que esta acción no la he tomado yo, entonces no elegí esto'' eso llamado ''inacción'' también es actuar y decidir, si tu decisión hasta ahora ha sido no hacer nada y dejarte llevar por la corriente de sucesos has elegido las consecuencias que pueda tener a futuro tu inacción.

La causa ''fumar'' produce el efecto ''males respiratorios''

La causa ''cero ejercicio'' produce el efecto ''pobre salud''

La causa ''no comunicación con la pareja, no amor, no detalles'' produce el efecto ''divorcio''

Entonces, ¿cómo usar la ley de causa y efecto a tu beneficio?

Primero, determina cuales son las causas de los efectos que no se alinean con tu propósito y tu felicidad, de esa forma puedes saber desde dónde actuar, suena simple, sé que puede ser complicado, pero con reconocer y saber la causa ya tienes mucho trabajo adelantado. Por ejemplo: ¿La causa es tu pareja tóxica? tú decides si hundirte en esa relación o avanzar, ¿La causa es una mala administración de dinero? tú decides si a partir de ahora te haces un presupuesto mensual que te ayude a ahorrar, ¿La causa es que no trabajas de lo que te gustaría? tú decides si darte la oportunidad de experimentar tu sueño, eso si, evita albergar pensamientos de fracaso anticipado. Reflexiona acerca de esto y anota las acciones que podrían ayudarte a conseguir los efectos que en realidad deseas.

El pensamiento y el proceso curativo

Es importante aclarar que no hay estudios médicos o científicos concluyentes que sugieran que el pensamiento positivo, la visualización o la autosugestión, por si solos, puedan reemplazar un tratamiento médico, las intervenciones quirúrgicas o el uso de medicamentos para tratar enfermedades, así que ojo con esto. La ley de la atracción no pretende dar curaciones milagrosas.

Aunque no podemos curarnos solo con pensar de manera positiva sí hay evidencia de que nuestra actitud ante la enfermedad puede cambiar las cosas. Por ejemplo, en Estados Unidos se ha podido documentar un gran número de casos médicos que evidencian extraordinarios efectos del pensamiento positivo y el optimismo en procesos postoperatorios. Se ha podido observar que los pacientes optimistas se recuperan más rápido de las operaciones cardiacas y logran manejar mucho mejor los efectos secundarios.

Estos estudios y casos clínicos han dado inicio al campo de la Psiconeuroinmunología (PNI), la cual se dedica al estudio de los mecanismos de interacción y comunicación entre la mente y los tres sistemas responsables de mantener el equilibrio fisiológico del organismo.

Entre los mecanismos sugeridos para causar un estado mental que promueva la salud óptima se encuentran el uso de las afirmaciones positivas, la eliminación del diálogo negativo, la visualización y la creación de imágenes mentales que muestren un cuerpo saludable, libre de dolor y en proceso de recuperación. De acuerdo con la doctora Jeanne Achterberg, presidenta de la Asociación de Psicología Transpersonal, ''la visualización es una poderosa herramienta en el proceso de recuperación del organismo''.

Cada día la comunidad médica aprende más acerca de los diferentes procesos mediante los cuales la mente y el cuerpo trabajan juntos para alcanzar un estado de salud óptimo y recuperarse de las enfermedades.

Entonces ¿cómo usar la ley de la atracción a nuestro favor para ayudarnos a sanar en conjunto con un tratamiento médico? No te visualices como un ser enfermo, al contrario, visualizate como un ser sano que está combatiendo una enfermedad. Evita colocarte en el papel de ''una persona enferma''.

La salud y la felicidad nacen del funcionamiento equilibrado cuerpo y mente.

Pocas personas son conscientes de la enorme influencia que tiene su mente sobre su vida y su salud.

Desde pequeños casi siempre se les enseña a los niños que la enfermedad, el dolor y el sufrimiento es parte de la vida y que debe aceptarla porque es un mal imposible de evitar.

''Pensemos en el gran beneficio que recibiría la persona adulta si desde niña esperara mantenerse en completa salud, en vez de alimentar constantemente su mente con las posibles enfermedades que sufrirá y con la preocupación de andar siempre precavido contra el riesgo de contraerlas. Al niño se le debe enseñar que Dios no engendra jamás la enfermedad ni el sufrimiento, ni se complace de nuestras penas, sino que estamos destinados a tener salud y felicidad, cuyo resultado es el gozo y nunca el sufrimiento.''

La creación mental y la creación física

Visualiza todo lo que quieres con detalle. Cuando creas una imagen, una fotografía mental de lo que deseas alcanzar, tu mente se encargará de mostrarte el camino mediante el cual lograrás materializar tu objetivo.

La idea sobre la cual se fundamenta este principio es que todas las cosas en realidad son creadas dos veces. La creación física está precedida por una creación mental.

La formación reticular y la visualización creativa

Nuestro cerebro cuenta con un filtro sensorial conocido como formación reticular, que nos señala que información de nuestro ambiente es importante y filtra aquellos estímulos que no considera necesario.

Esto es en pocas palabras producir cambios a través de la visualización que nos ayudan a materializar nuestras metas. De hecho, existen evidencias que muestran un incremento en nuestra percepción, como consecuencia de formar una imagen mental de nuestras metas.

Un ejemplo de esto es cuando deseas comprarte algo, de pronto comienzas a verlo por todas partes, supongamos que quieres comprarte un mazo de cartas de tarot, y como por arte de magia comienzas a mirar justo el mazo que tú quieres por todas partes. Es como si de pronto TODO el mundo tuviera ese mazo o como si fuera muy popular.

Esto ocurre porque una vez le has asignado importancia a cierta idea, acción u objeto, tus sentidos se vuelven más sensibles y perciben con mayor facilidad eso debido al interés que ha cobrado en tu mente. Sentirás como si tu sentido de la visión se hubiese agudizado, manteniéndote constantemente alerta a presencia de lo que quieres. Esto sucede con cualquier cosa a la que le otorgas importancia, así que imagínate el poder que tiene si lo usas para cosas que te traen felicidad y lo devastador que puede ser si todo en lo que te enfocas es negativo, por supuesto, el mundo será un lugar triste donde vivir porque solo serás capaz de percibir las desgracias.

La ley de la atracción y las relaciones

Las relaciones personales, de amor, amistad, trabajo, etc. constituyen el aspecto central de nuestra existencia. Nuestras relaciones nos definen. La ley de la atracción no escapa de este tema porque un gran porcentaje de nuestro éxito en la vida está determinado por las relaciones que mantengamos en las diferentes áreas de nuestra vida. Y cuando hablo de éxito no me refiero a riquezas (que también ¿por qué no?) si no de lo felices que seamos con la vida que hemos construído.

No basta con solo hacer ''amigos'' y construir cualquier tipo de relación, en lo que realmente deberíamos enfocarnos y por lo que debemos preocuparnos es que éstas relaciones sean fructíferas, que nos entreguen paz y armonía, que nos ayuden a construir y nos den la oportunidad de seguir creciendo. De nada nos sirven relaciones nocivas que destruyan y debiliten nuestra autoestima.

''Cuando miras a todas las personas que se encuentran a tu alrededor, debes tener claro que tú las has atraído hacia ti''.

Según la ley de la atracción: siempre atraeremos aquellas personas que reflejan nuestros propios valores, principios, carácter y visión del mundo. Las personas son como camaleones. Imitan y adoptan actitudes, comportamientos, valores y creencias de la gente con la que se asocian la mayor parte del tiempo.

Con esto ahora puedes tomar consciencia de una cosa, puede ser que parte de los problemas que has tenido alguna vez sean el resultado de establecer relaciones equivocadas con gente equivocada. Lo que debemos entender es que las relaciones buenas no se dan por si solas, se construyen mediante el trato, buscando entender y ser entendidos, escuchando con empatía, no simplemente coexistiendo.

''Quizás la mejor manera de construir relaciones positivas es buscar constantemente nuevas formas para ayudar a los demás a lograr sus propias metas y descubrir su propio potencial. Entre más entregues de ti mismx sin esperar nada a cambio, más recibirás de fuentes inesperadas''.

Este fragmento me inspiró fuertemente y me sentí súper conectada. Entre líneas podemos leer, APOYA y AYUDA a tus amigxs, diles cosas que refuercen su autoestima, recuérdales constantemente que lo que hacen es increíble. Con esto no solo refuerzas una linda relación de amistad, si no que estás ayudándoles a crecer y quizás tu no puedas verlo, pero con tan solo una frase motivadora puedes cambiar su día, puedes dibujar nuevas imágenes mentales positivas en la mente de esas personas que les ayudarán a reconocer su verdadero potencial y sus capacidades.

Por eso volvemos a lo antes mencionado, nuestro éxito se mide por las personas que tenemos alrededor, mientras más apoyo hay un potencial mucho más grande de crecer, en cambio si nos rodeamos de personas que nos critican y nos debilitan puede ser necesario tomar nuestras maletas y alejarnos de esa mala vibra que no nos permite crecer.

  • Recuerda: Piensa antes de hablar. Considera las consecuencias de tus palabras. Recuerda que ellas son causas y una vez pronunciadas deberás vivir con el efecto que hayan generado. Muchas personas pasan años enteros, o hasta toda una vida cargando con crueles heridas en su alma, causadas inconscientemente por algún amigo querido.

La percepción de la importancia y el uso correcto de la ley de la atracción

La forma en la que yo siento la ley de la atracción es más poderosa es cuando es usada como un reflejo automático en nuestro vivir consciente cada día. Es decir, no es cosa de un día decir ''hoy seré positiva'' si no adoptar este pensamiento ya de forma habitual cosa que ni siquiera debas proponértelo porque ya formará parte de ti.

Mientras que nuestro consciente constituye un aproximado de 5 al 10% de nuestra mente, el subconsciente está formado del 90 a 95%. El diálogo de estas dos partes es constante e influye en todas nuestras decisiones.

Imaginemos nuestra mente subconsciente partida en dos mitades. El lado izquierdo se llamará ''memoria de uso casual'' y la mitad derecha se llamará ''memoria de acceso rápido''.

Si alguien te pregunta ¿qué cenaste hace tres semanas? probablemente no recuerdes a menos que haya sido un evento especial, esto sucede porque es algo trivial e intrascendente en tu vida, por lo que es una experiencia almacenada en la memoria de uso casual. Por el contrario si te preguntan ¿cuál es tu número telefónico? ya lo tienes en tu memoria de acceso rápido, porque es algo relevante a lo que le otorgas cierta importancia.

Lo que la ley de la atracción establece en este apartado es que todo aquello alineado a nuestro propósito de vida necesita estar en nuestra memoria de acceso rápido, de modo que podamos tener a mano todos nuestros planes y metas siempre. Sería muy diferente a tenerlo en la memoria de uso casual, porque probablemente digamos ''algún día haré esto y aquello'' pero realmente es una meta que vemos tan lejana que ni siquiera nos importa repetírnoslo porque nosotrxs mismxs le hemos otorgado menos importancia.

Entonces ¿cómo lograr que esta información vital pase a nuestra memoria de acceso rápido?

Hay dos factores a tomar en cuenta; la percepción de importancia y la repetición constante.

La percepción de importancia es aquella que está determinada por todos los datos que relevantes para ti. Por otra parte, la repetición constante es el factor que te hace recordar estos datos relevantes porque estás constantemente repitiéndolos, por eso no olvidas tu número de celular ni tu correo electrónico.

Estos dos aspectos asegurarán que cualquier cosa vaya a nuestra memoria de acceso rápido, en este sentido, cualquier cosa que se quiere lograr requiere cumplir con alguno de estos dos factores. Repítelo lo que deseas a diario, imprime fotografías de lo que quieres y pégalas donde puedas verlas siempre.

La ley de la atracción se vuelve un reflejo automático cuando te esfuerzas por hacerlo suceder, así como cuando un día de la nada una persona decidió que quería ser más activa físicamente y comenzó a hacer ejercicio, quizás el primer mes fue complicado, pero al cabo de unos 3 meses ya será parte de su rutina diaria.

Para lograr que esto suceda se deben atravesar varias etapas durante las cuales se interiorizan ideas y se aprenden nuevos hábitos.

  • Primera etapa: inconscientemente incapaz
    Un niño de seis meses es incapaz de atarse los cordones de los zapatos. Él no sabe que existe tal cosa. No lo conoce, por lo tanto, no lo practica, no lo extraña, ni lo cree necesario. Se puede decir que el no sabe, pero no sabe que no sabe. Él es inconscientemente incapaz.

  • Segunda etapa: Conscientemente incapaz
    El niño de dos años observa a su padre amarrarse los zapatos. Ahora es consciente de que existe esta actividad, pero aún es incapaz de realizarla por sí mismo. Él es ahora consciente de su incapacidad. Él no sabe cómo hacerlo, esto le provoca frustración. Aún no sabe cómo hacerlo, pero ahora sabe que no sabe. Él es conscientemente incapaz.

  • Tercera etapa: Conscientemente capaz
    El niño de siete años de edad, después de observar a otras personas y de practicar cómo amarrar sus zapatos, logra hacerlo por sí mismo. Sin embargo, para lograrlo necesita concentrarse en lo que hace. Coloca su pie lo más cerca de su cara posible y fija su visión en la tarea, tratando de eliminar cualquier distracción. Él es ahora consciente de su nueva capacidad.

  • Cuarta etapa: Inconscientemente capaz
    Los adultos no necesitan pensar o concentrarse cuando se amarran los zapatos. Lo hacen inconscientemente. Lo pueden hacer incluso con los ojos cerrados, o mientras mantienen una conversación. Esta acción se ha convertido en algo automático. Finalmente, son inconscientemente capaces.

Estas cuatro etapas pueden convertir cualquier acción en un hábito y cualquier hábito en un condicionamiento inconsciente. Así que asegúrate que el hábito que comienzas a implementar sea un hábito de éxito, porque sucede exactamente igual con los malos hábitos.

Una persona fuma pero no sabe todos los males asociados con ese hábito, esa persona es inconscientemente incapaz. Luego va a un seminario donde se exponen todos los peligros del mal hábito y aunque sigue fumando ahora es consciente de su adicción, ahora es conscientemente incapaz. A medida que esta persona desarrolla una mejor consciencia acerca de su mal hábito comienza a dar pasos para abandonar este hábito que atenta contra su salud. Adopta una actitud conscientemente capaz cuando comienza a trabajar en dejarlo aunque sea difícil. Pero en un punto de su vida, esta persona al cabo de unos meses ni siquiera sentirá la necesidad de fumar, inconscientemente capaz. Habrá dejado el cigarrillo gracias a una nueva serie de creencias y compromisos que interiorizó e hicieron que cambiara su hábito.

Por último recuerda, la ley de la atracción ejerce su poder cuando tu actúas de manera consecuente y consistente con los objetivos que deseas lograr, si no pones esfuerzo ni acción no importará cuánto afirmes, no habrán resultados. Por eso suelo hacer énfasis en que debemos sintonizar nuestras acciones con nuestros metas.

Ahora conoces un poco más a fondo de la ley de la atracción y espero que hagas uso de ella de forma consciente sin caer en fantasías, todo pensamiento tiene que estar llevado por una acción.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

Gracias por leer hasta aqui

Fer