Queda un enemigo público tras la salida de Miguel Herrera y no es otro que su amigo y compadre Santiago Baños. El directivo azulcrema ha estado lejos de la encomienda de mantener un plantel competitivo que aspire a ganar los torneos en disputa.

El por qué se le mantiene en el puesto es un misterio que solo puede aclarar el señor Emilio Azcárraga, dueño del Club América. Lo que es un hecho, es que Santiago Baños tiene contrato hasta 2022 según el portal Marca Claro así que quizá es cuestión de tiempo (de 6 a 18 meses) para que estrenemos presidente por aquello de que no estamos para pagar indemnizaciones bajo ninguna circunstancia.

No se sabe con certeza si Baños es culpable de todo. Quizá es que sea una especie de chivo expiatorio para señalar cuando las cosas no van bien puesto que como recordarás, no fue suya la decisión de cortar al "DT Ideal" si no que provino Joaquín Balcárcel, brazo derecho de Azcárraga. Por la razón que sea, el Santiago Malo ha estado como presidente en los últimos años donde el plantel se ha debilitado de forma importante.

Es curioso que hoy en día nadie se interese por jugadores azulcremas pero es normal hasta cierto punto. La mayoría de clubes no son tontos, el América sí lo es al pagar fortunas por jugadores que fueron caprichos y volados que después no sabemos qué hacer con ellos. Pero como toda historia tiene un parteaguas, me gustaría hacer un repaso desde donde considero que empezó el drama de malgastar el presupuesto, porque no es que no haya, si no que se ha usado de forma incorrecta.

Baños ha sido presidente absoluto tras la salida de Mauricio Culebro desde 2019 y estos han sido sus movimientos hasta ahora. Indico con asterisco a los que han funcionado.

Bajas Clausura 2019

- Joe Corona (Xolos) - lo trajo su amigo MH de paseo

- Pedro Arce (sin contrato) - capricho

- Diego Lainez * (Real Betis) - venta espectacular y dinero para más fichajes (ingenuos fuimos...)

- Cecilio Domínguez (Independiente) - quizá en 2022 nos lo terminen de pagar

- Cristian Insaurralde (Newell’s) - apuesta de emergencia

Altas Clausura 2019

- Nicolás Castillo (Benfica) - legendariamente malo

- Nicolás Benedetti (Deportivo Cali) - un cristal carísimo

- Sebastián Córdova * (Necaxa) - lo único bueno y ya era nuestro

Tras este torneo y sin saberlo en ese momento, adquirimos 2 jugadores que hoy siguen y no han jugado nada pero que han cobrado como si nos hubieran dado 3 títulos: Castillo y Benedetti. De paso, perdimos a Lainez que es cierto que se quiso ir, pero se suponía que los 15-17 MDD que pagó el Betis eran buen cash para seguir reforzando al equipo. Brinquemos al siguiente torneo donde se agudizó la debilidad del plantel.

Bajas Apertura 2019

- Edson Álvarez * (Ajax) - bien, más cash

- Mateus Uribe * (Porto) - brutal, somos ricos

- Agustín Marchesín * (Porto) - ¿quién necesita jeques con todo este dinero?

- Oribe Peralta (Guadalajara) - hicimos el timo del año

- Luis Reyes (San Luis) - apuesta fallida

- Jérémy Ménez (Paris FC) - recuperamos sueldo importante

Aquí es donde comenzó la debacle del plantel y pasamos a ser lo que aún seguimos llamando un plantel cortísimo. Las ventas de Álvarez, Uribe y Marchesín prometían estabilidad financiera para contratar mejores jugadores. Además, recuperamos el sueldo de Peralta que era del top 3 de mejores sueldos del plantel junto a Ménez que fue una linda apuesta que su amigo terminó por liquidar. Es decir, problema de dinero no teníamos en ese momento así que veamos en qué lo empezamos a gastar.

Altas Apertura 2019

- Leonel López (Toluca) - el Alan Medina de ese año

- Guillermo Ochoa * (Standard de Lieje) - fichaje de Emilio

- Giovani Dos Santos (L.A. Galaxy) - no hay palabras para describirlo

- Rubén González (Necaxa) - falso Guido I

- Richard Sánchez * (Olimpia) - primer acierto

- Federico Viñas * (Juventud) - más o menos

El jefe Emilio trajo de vuelta a Paco Memo (ni creas que Baños lo hizo) y de paso también se apostó por un Giovani que parecía recuperable por tema de edad y motivación de jugar acá. Sin saberlo, teníamos una nueva losa de sueldo junto a Castillo y Benedetti en el nombre de Giovani. Ochoa es el único que ha estado a la altura de su sueldo. Richard Sánchez fue el primer movimiento externo que ha resultado. Viñas comenzó prometedor pero se desinfló. Este fichaje ha hecho muchísimo daño porque nos hizo pensar que somos cazatalentos cuando América siempre ha sido de traer jugadores de mayor experiencia.

De ahí brinquemos al siguiente torneo para ver qué ha hecho el señor Baños.

Bajas Clausura 2020

- Leonel López (UNAM) - obvio que tenía que irse

- Carlos Vargas (Morelia) - capricho del amigo MH

- Guido Rodríguez * (Real Betis) - venta legendaria

Pocos movimientos pero la baja de Guido fue durísima de suplir. Entró buen cash que nos hizo pensar que podíamos tener un reemplazo muy decente. Veamos lo que hizo Santi Baños.

Altas Clausura 2020

- Luis Fuentes * (Xolos) - linda sorpresa

- Alonso Escoboza (Querétaro) - capricho de MH

- Leonardo Suárez (Villarreal) - lleva 3 partidos buenos

- Sebastián Cáceres * (Liverpool) - está consolidándose

- Santiago Cáseres (Villarreal) - falso Guido II

El Villarreal o Yellow Submarine nos vio la cara de manera espectacular. Nos hizo creer que Suárez era el nuevo Sambueza y que Cáseres podía sustitur a Guido porque era un "cinco" y argentino. Solo el veterano Fuentes y el uruguasho Cáceres estuvieron a la altura. Lejos de terminar este congal de contrataciones, empeoró.

Bajas Guardianes 2020

- Luis Fuentes * (Libre) - por alguna razón dejamos ir al que funcionó

- Haret Ortega * (Toluca) - el ideal prefirió mantener a Aguilera (otro sueldazo)

- Nicolás Castillo (No registrado) - fue un accidente lo que le ocurrió pero siguió cobrando

- Renato Ibarra * (Atlas) - no es culpa de Baños lo que hizo, pero sí el no poder sustituirlo

Altas Guardianes 2020

- Luis Reyes (San Luis) - a nadie se le niega segunda oportunidad...

- Emilio Sánchez - capricho del ideal

- Sergio Díaz (Real Madrid-ish) - lo visoreó el Madrid caón

El 2020 fue un desastre por donde se le mire. Perdimos al único que podía dar un centro bien como es el caso de Renato Ibarra y ni de chiste se ha intentado buscar un jugador de características similares. Dejamos ir a Haret Ortega porque nos fascina llenarnos de extranjeros al grado de que hoy día tenemos tres centrales (Bruno, Cáceres y Aguilera) de los cuales solo el de Uruguay ha sido fiable. Se siguió pagando el legendario sueldo de Castillo porque al ideal y su compinche se les ocurrió firmarlo por cuatro largos años con sueldo de galáctico. Fíjate como vendimos a los que funcionaban y ninguno de los que trajimos sirvió para algo. Mejor pasemos al 2021 a ver si la cosa mejora.

BAJAS GUARDIANES 2021

- Paul Aguilar (sin renovación) - un sueldazo menos

- Luis Reyes (Atlas) - madera que no agarró barniz

- Santiago Cáseres (Villarreal) - que engañe a otro equipo

- Rubén González (León) - good bye Mr Efectividad

ALTAS GUARDIANES 2021

- Mauro Lainez * (Xolos) - bien a secas

- Pedro Aquino * (León) - de más a menos pero aprobado

- Alan Medina (Toluca) - perdimos a Haret por esto

- Álvaro Fidalgo * (CD Castellón) - buena revelación

En 2021 hemos dependido de lo que hizo Santiago Solari. El técnico azulcrema revivió a lo que parecía un equipo gris, parco y sin chiste para en algún momento ilusionarnos con el título. Sin embargo, a la hora de la verdad fue insuficiente, hicieron falta héroes en la banca porque como puedes darte cuenta, la calidad del plantel se fue deteriorando torneo a torneo, vendiendo a pocas buenas piezas y quedando lejos de poder sustituirlas.

Y si bien Santiago Baños no es culpable del 100% de todos los movimientos, él, en calidad de PRESIDENTE del Club América, tendría que tener mayor injerencia en las decisiones. Tuvo que haberle puesto un alto a su amigo que trajo a cuanto jugador quiso y terminó llenando de familiares suyos el cuerpo técnico a pesar de que no eran los mejores para el cargo.

Santiago Baños ha sido un espectador en primera fila de la pérdida de calidad del plantel y aunque él no decide que la política de contrataciones sea de "traer jóvenes", sí que pudiera tener mejor ojo para decidir quién se va y quién llega. Y si esa no es su especialidad, tendría que levantar la voz para que le traigan gente especialista en el tema. Esto es un poco como la historia de Apple: Steve Jobs no sabía de programación ni hardware pero tenía claro qué quería hacer y entonces se juntó con el crack de Steve Wozniak y juntos hicieron historia. No pido a Baños que sepa hacer todo, pero si no tiene humildad para traer gente que le ayude a toma decisiones, entonces tiene que irse.

El Club América debe ser contendiente al título porque tiene un plantel amplio y talentoso y dejar de apelar a su historia, ADN, hazañas y cuentos que dependen de la suerte y no de trabajo y calidad. Hasta ahora ha demostrado que no es capaz de brindar certezas para tomar decisiones y por ello es que necesitamos otro tipo de perfil como Presidente del Club América.