¿Cuántas veces nos han dicho que el éxito se parece a aquello que los demás comparten en sus redes sociales? Grandes casas, carros lujosos, una familia, el puesto más alto en la empresa para la que trabajas... si esas son tus metas, está bien, mientras no sientas que lo haces por cumplir un ideal social y no propio.⁣

⁣Una estudiante puede sentirse exitosa a medio semestre de la carrera, aprendiendo otro idioma y teniendo un trabajo de medio tiempo. Un hombre puede sentir exitoso cuidando a sus hijos y a su pareja, teniendo su casa limpia y sin avergonzarse porque su esposa es la que trabaja. Una mujer puede sentir exitosa de empezar su propio negocio a sus 40 años después de dedicarle mucho tiempo a una empresa que la corrió de un día para otro.⁣

Tu propio éxito lo defines tú. No dejes que nadie te diga que lo que sientes como éxito realmente no lo es 💛.