No hay forma de burlar este principio, es nuestra condición de simples mortales que deambulamos por la vida buscando ganar mucho haciendo menos.

Pero no se refiere al trabajo impuesto por el sistema, aunque también hay en este una remuneración (un salario), el principio se aplica para ambos.

Acorde a nuestra naturaleza y tomando en cuenta la magia de nuestra existencia, nuestro trabajo debe estar basado en nuestras habilidades naturales, ese debería ser el trabajo de nuestra vida, y sé que para muchos de nosotros no es así y esa es una de las causas de muchas de nuestras tristezas, porque haciendo uso de nuestro talento nos alineamos con la naturaleza y la vida fluye como debe ser, es por eso que en placer filosófico y muchas otras voces no nos cansamos de pregonar a los cuatro vientos la importancia de hacer lo que amas, la importancia de apartar unas horas del día a tu side hustle, a cultivar tu talento, con la escritura, la pintura, el arte que el cielo te ha regalado. No des los mejores años de tu vida para hacer realidad los sueños de alguien más, también preocúpate por ti, por tu alma y por tu espíritu, los años de tu vejez te lo agradecerán inmensamente.

Haciendo de tu ocupación el arte que el cielo te ha dado, hará la carga del trabajo menos pesada, entonces eso se convertirá en placer y tu vida en una verdadera aventura.

¡Gracias por pasar por aquí, espero que la vida te conceda todos los deseos de tu corazón!