La vida es este instante en el que nacen estas palabras, así como el fugaz momento en el que tú las lees, yo disfruto de escribirlas y si tú disfrutas de leerlas, ya disfrutamos juntos de la vida, y eso [email protected] [email protected], eso es vivir.

Olvídate de las esperanzas vacías, de las falsas ilusiones, ve por la vida con valor y vívela conforme a los deseos de tu corazón, atrévete a ser sabio, eso va a prolongar tu existencia.

Muchas veces nos olvidamos de la vida y simplemente existimos, uno de las causas de tal desgracia es el hecho de que necesitamos dinero para todo, eso es cierto, aun así se puede tener dinero sin dejar que su búsqueda consuma cada día buscando a ese impostor. Déjame dejar en claro querido lector, que no estoy en contra de la buena vida, al contrario, ese es mi mensaje, vivir bien para morir bien, esto incluye la acumulación de riqueza. Lo que quiero decir es que aun, para las personas a las que su mayor talento es hacer dinero, el dinero en sí debe ser un medio para un fin, más no el fin. Ya lo han dicho los más sabios, ahí no está la felicidad ni siquiera el sentido propio de realización.

Conforme pasa la vida y este humilde servidor avanza en el camino que eligió, siento en carne propia las banalidades de las cosas que con tanta fuerza deseo, la mayoría de ellas materiales, estoy tan agradecido de elegir el camino de la búsqueda de la verdad, no sé si en algún otro camino la vida te muestra que las cosas más valiosas no tienen precio, me refiero a respirar, ver la sonrisa de un niño, ver el sol salir y sentir la magia del nuevo día.

En fin, aun con las mis fortunas y los dolores, la vida es hermosa, gracias a la filosofía estoica a la que vamos a dedicarle mucho más tiempo en este espacio, podemos sobrellevar las penas de la vida con un espíritu tranquilo y con nobleza de carácter.

¡Gracias por pasar y no te olvides de disfrutar del hoy!